Carlos y Sally, finalistas de Masterchef
Carlos y Sally, finalistas de Masterchef - abc

Carlos y Sally, de MasterChef: «Será la final más reñida de la historia del programa»

Los castellano-manchegos afrontan con gran ilusión la recta final del programa

ep
Actualizado:

Sally, paraguaya afincada en Ciudad Real, y el talaverano Carlos, son dos de los cuatro finalistas de la tercera edición de MasterChef que se emite este martes en Televisión Española, y ambos han coincidido en que el programa decisivo será la final «más reñida» de la historia del concurso.

En declaraciones a Europa Press, Sally ha subrayado que el título estará «mucho más peleado» que en las finales anteriores, y que como espectadora de las dos anteriores ediciones puede asegurar que ninguna otra ha estado tan igualada.

Por su parte, Carlos ha avisado de que tanto él como Sally, Andea y Antonio llegan «a la máxima potencia». «Quizá Sally y yo empezamos más a tope, pero ahora mismo, Andrea y Antonio están a nuestro nivel», ha indicado.

Tanto Carlos como Sally han protagonizado una gran rivalidad entre ambos. Sally ha apuntado que en todo caso, con el concursante talaverano guarda «mucho amor y admiración». «Es como mi hermano pequeño, con el que riño siempre y el que me da celos y rabietas que tengo que expresar», ha manifestado, poniendo el acento en que «es tan bueno como parece, humilde, sencillo y muy buena gente». Tras esto, ha reconocido que ella ha tenido «más soberbia» que Carlos en muchos tramos del programa, pero que su rival en la final «es un buen chico y un gran cocinero».

De su lado, Carlos ha dicho que «la rivalidad ha sido siempre muy sana». «Por lo menos por mi parte no he visto en ningún momento una rivalidad tan brutal, Sally ha resaltado más que nadie pero la rivalidad ha sido con todos los compañeros».

Los mejores y los peores platos

Ambos concursantes han rememorado sus mejores y peores platos en su paso por MasterChef. Por un lado, el mejor plato para la ciudadrealeña ha sido la tarta de San Marcos que llevó a cabo el día que su marido y su hijo visitaron el plató. «Lo hice con alegría y con ganas. Creo que es el mejor no por el plato en sí, sino por el momento y la circunstancia».

Por contra, el que considera el peor plato fue el helado. «Ese día dije a Carlos que le odiaba. Lo hicimos sin receta y a él le salió bien. No tuvo una flor en el culo, sino un ramo, y me dio mucha rabieta. Dicen que tengo mal perder pero, ¿cómo lo pudo hacer?», se ha preguntado entre risas.

Precisamente el helado es el plato que más ha resaltado Carlos, quien también ha recordado «un bacalao buenísimo» que cocinó en la prueba de grupo rodada en el Parador de Cuenca, mientras que el peor plato «fue un salmón que se quedó crudo». «Y los jueces me crujieron», ha recordado.

Los rivales por el título

Los finalistas castellano-manchegos han tenido palabras para los que este martes serán sus rivales por el título, Antonio y Andrea.

Sobre Antonio, Sally ha dicho que le recuerdo al papel que tuvo Cristóbal en la pasada edición por su notable evolución en los últimos programas, asegurando que «es una persona que no se lo cree y que ha llegado a hacer cosas que no se esperaba». «Fuera de cámara se comía mucho la cabeza, experimentaba, se hacía preguntas, pero ha evolucionado mucho», ha declarado.

Sobre Andrea, ha asegurado que «se va a notar su evolución. Es una niña muy buena, inocente, sin maldad, con ganas de luchar y de superarse y de las que más me ha gustado por su sencillez», ha indicado.

Sobre el andaluz, Carlos ha dicho que «le ha costado más creérselo, pero mira ahora dónde está», mientras que de la catalana ha señalado que «ha estado tantas veces en la cuerda floja tras nueve pruebas de eliminación que eso le ha dado más fuerza para la final».

Sally pondrá en marcha un catering

Tras su paso por MasterChef, la idea de Sally es seguir entre fogones y montar una empresa de catering en Ciudad Real, ya que, como ha expresado, su vida «tiene que seguir con la cocina».

Ahora toca «seguir aprendiendo» de la mano de quien ha sido una de las integrantes del jurado de MasterChef, Samantha. «Me ha ofrecido su casa para aprender y lo voy a aprovechar».

Sally se ha referido a la etiqueta de «competitiva» con la que ha convivido en su paso por MasterChef, sobre lo que ha dicho que «ha estado un poco exagerado».

«Sí que soy muy competitiva, pero no soy mala persona ni mala compañera, a lo mejor he hecho alguna comentario que haya podido molestar pero con los compañeros la convivencia ha sido muy buena», ha indicado.

También ha tenido palabras para el jurado del programa, afirmando que por quien más cariño tiene es por el toledano Pepe Rodríguez. «Es el padre que nunca he tenido, le admiro y me encanta», ha apuntado.

Carlos apostará por un «food truck»

Por otro lado, la idea de Carlos tras el programa es unir su profesión de vendedor ambulante con su pasión por la cocina y montar un 'food truck'. «Lo primero es aprender, quiero seguir formándome, y luego unir la venta callejera con la cocina, pero algo sencillo».

En todo caso, el futuro próximo de Carlos seguirá ligado a la televisión, ya que ya se encuentra rodando 'Cocineros al volante', programa que se emitirá en Televisión Española.

Carlos ha explicado que será un programa «espectacular, con cocineros profesionales que son gente muy buena» en el que pasarán por las costas españolas de norte a sur «cocinando en espacios reducidos dentro de camionetas».