MOVIMIENTOS DEL SECTOR

La consola PlayStation 4 sigue rompiendo récords cinco años después de su lanzamiento

Pese a las dudas sobre su último modelo, la PlayStation 4 Pro, la compañía tecnológica Sony alcanza las 91 millones de unidades vendidas en todo el mundo

MADRIDActualizado:

En sus últimos coletazos, la generación actual de consolas, definidas en la actualidad por Sony y Microsoft -Nintendo suele ir más a su bola-, ha dejado momentos importantes para la ya no tan joven industria del ocio electrónico. A las grandes superproducciones hay que añadir la relevancia de estas plataformas, que lidera PlayStation 4.

La firma japonesa ha anunciado este martes que su gama de consolas PlayStation 4 ha alcanzado las 91,6 millones de unidades vendidas en todo el mundo. Una cifra de récord que se produce cinco años después de su lanzamiento oficial. Pese al logro alcanzado, queda todavía lejos el alcance del modelo PlayStation 2, que superó las 155 millones de consolas en su época, aunque tiene a tiro mejorar las 102 millones de unidades de la PlayStation original. En concreto, la compañía ha colocado unas 5,6 millones de consolas en el periodo navideño.

Pese a un buen inicio, Microsoft ha venido perdiendo posiciones a marchas forzadas conforme ha evolucionado la generación. En la actualidad, y sin datos oficiales conocidos, la compañía estadounidense ha vendido la mitad que su rival Sony. Ni el lanzamiento de la Xbox One X, la consola más potente del mercado capaz de reproducir de manera nativa juegos en calidad 4K, ha logrado incentivar a los consumidores. Mientras tanto, Nintendo ha tenido un año excepcional tras el éxito de Switch, lanzada a finales de 2017 y que se ha convertido en la consola de videojuegos más vendida en los EE.UU.

Sony, que ha desvelado que uno de sus juegos de mayor relevancia, «Spider-Man», ha vendido 9 millones de copias, ha logrado comercializar la friolera de 876 millones de vidojuegos desde el lanzamiento de la PlayStation 4 y unos 50 millones de títulos. Pese a todo, se desconoce el interés que ha suscitado la PlayStation 4 Pro, su modelo más potente, y que ha tenido según diversos informes una mala acogida entre el público.