Ouya, la consola barata
La consola Ouya y su mando

Ouya, la consola barata

La máquina que intenta llenar el hueco entre las grandes de los videojuegos y los juegos para móviles

Actualizado:

La consola Ouya intenta llenar el hueco entre las grandes máquinas de videojuegosy los juego para dispositivos móviles. El objetivo es sentar delante del televisor a los jugadores ocasionales de aplicaciones y engancharlos gracias a una consola barata. Está desarrollada con el sistema operativo Android, con sus ventajas en inconvenientes: el código abierto amplía el número de potenciales desarrolladores de juegos, pero su potencia es limitada para captar al jugador habitual. El 28 de marzo es la presentación oficial, pero no saldrá al mercado hasta junio.

-Potencia. La consola Ouya no pretende competir con las grandes máquinas. Su potencia es muy inferior a las punteras del mercado, la PlayStation 3 y la Xbox 360, que además están en vísperas de presentar versiones todavía más potentes. Su capacidad, cercana a una tableta Android, no podrá incorporar los denominados juegos «triple A», es decir, los grandes títulos de miles de polígonos por segundo. Los críticos apuntan a que Ouya es un simple periférico para jugar a los juegos de móviles y tabletas en la televisión. La consejera delegada de la compañía, Julie Uhram, lo niega porque ofrece posibilidades específicas de juego, como el 3D, la alta definición o el simple hecho de contar con mando. [ Ve en este vídeo oficial algunos juegos.]

-Características. Ouya es una consola de sobremesa clásica con la televisión como pantalla. Evita los problemas de consumo de batería puesto que está conectada a la corriente eléctrica. Su tamaño es pequeño: un cubo de 7,5 centímetros de lado. No tiene juegos físicos, sino que todos se descargan vía internet, una forma de abaratar costes y dar oportunidad a pequeños desarrolladores, obligados a ofrecer demostraciones gratuitas a los jugadores.

-Videojuegos. El código abierto asegura un gran número de desarrolladores de juegos y periféricos (mandos, volantes, pistolas, etc.). A finales de febrero ya habían superado el medio millar de juegos, entre versiones de otras plataformas y otros pensados exclusivamente para Ouya. El objetivo de contar con un catálogo amplio está asegurado, aunque está por ver si se suman también los grandes productores. Ya tienen confirmados títulos importantes como Final Fantasy III (aunque la mítica saga ya va por la versión XIV).

-Nueva en el mercado. Ouya es una empresa independiente, sin relación con ninguna de las grandes: Nintendo, Sony y Microsoft. Logró financiación como una empresa tecnológica novata («startup») más. El éxito para recaudar fondos de particulares a través de «crowdfunding» (preveía conseguir menos de un millón de dólares y acabó con 8,5) ha hecho creer a sus creadores en una buena acogida.

-Barata. La consola costará 99 dólares (76 euros), aunque cada mando valdrá 49 dólares (39 euros). La empresa ha adelantado que habrá una versión nueva cada año, pero asegura que los videojuegos serán compatibles en las nuevas máquinas. Una estrategia cercana a los móviles, ya que las productoras tradicionales tardan no menos de cinco años en presentar un nuevo modelo.