YouTube

YouTube Kids: la versión para conquistar el público infantil llega a España

Se trata de una aplicación independiente del popular canal de vídeos con contenido exclusivo para niños de entre 2 y 8 años

MADRIDActualizado:

YouTube Kids llega a España. Se trata de una aplicación independiente del popular canal de vídeos con contenido exclusivo para niños de entre 2 y 8 años. En ella no hay contenido sensible. El pequeño no puede buscar palabras claves que puedan herir su sensibilidad o acabar visualizando vídeos cuyo contenido no sea el más apropiado. Sexo, violencia o accidentes no tienen cabida en la nueva aplicación que YouTube estrena este miércoles.

España se convierte en el segundo país de Europa, por detrás de Reino Unido, donde la compañía lanza YouTube Kids, una aplicación para diposisitivos móviles ( iOS y Android) disponible ya en 10 países y que solo en su primer año consiguió 10 millones de descargas. Las razones de este lanzamiento son muy sencillas. Y puede reducirse a una: el modo en el que los más pequeños consumen vídeo ha cambiado. De hecho, Pocoyó ha anunciado que estrenará la cuarta temporada en exclusiva para Youtube.

María Ferreras, Responsable de Alianzas Estratégicas de YouTube en Mediterráneo, Oriente Medio y Norte de África, ha asegurado que, según un estudio de la consulta IPSOS, dos de cada tres niños usan una tableta «pero a medida que se hacen mayores, usan más dispositivos para conectarse», ha asegurado. Los pequeños buscan animación, humor… Un contenido que les entretenga, que les divierta, en el que centren su total atención porque cuando ven la televisión, están pintando, hablando o haciendo otras actividades al mismo tiempo.

Youtube Kids destaca el contenido local: los pequeños pueden ver programas como Pocoyó; cantar al ritmo de Oso Traposo y Cantajuego; aprender inglés con Tutitu e incluso redescubrir clásicos como la Familia Telerín, D'artacan o David el Gnomo. También podrán disfrutar de contenido internaiconal muy popular en nuestro país como Peppa Pig, Masha y el Oso, Ben & Holly o Caillou.

La aplicación se ha diseñado teniendo en cuenta el perfil de las familias españolas. El 50% del tráfico que se genera en YouTube proviene de de dispositivos móviles. En España, del año 2015 a 2016, el consumo de vídeo desde móviles y tabletas ha crecido un 100%. Se trata de una «app» muy sencilla, con una interfaz intuitiva con control parental, para tranquilidad de los padres.

«Hacemos una categorización de los contenidos gracias a unos algoritmos muy complejos y avanzados en los que hemos trabajado»
Alejandro San Agustín , de YouTube

«La aplicación no solicita datos de registro», ha indicado Alejandro San Agustín, Senior Technology Manager de YouTube. «Hacemos una categorización de los contenidos gracias a unos algoritmos muy complejos y avanzados en los que hemos trabajado», ha indicado el responsable. Y es que el objetivo de esta «app» es ofrecer cierta tranquilidad a los padres. Los niños pueden navegar sin el temor a encontrarse un vídeo cuyo contenido no sea apropiado.

Sin embargo, en YouTube se suben 400 horas por minuto. Si algún vídeo se cuela, los padres pueden denunciarlo. «Hay un equipo exclusivo que revisa los contenidos y si un vídeo ha sido denunciado y no tiene que estar en YoutubeKids, se retira en cuestión de horas de la 'app'», ha asegurado San Agustín.

El contenido de la aplicación puede configurarse para tres grupos: preescolares, escolares y todas las edades. Y consta de cuatro secciones principales: programas, música, aprender y explorar. En Youtube Kids no se comenta. Tampoco se le puede dar a «like» ni subir un vídeo. «El niño solo puede ver los contenidos y seleccionar el que quiere ver», añade San Agustín, aunque puede realizar búsquedas.

«Pero se trata de una búsqueda segura», insiste. «Las búsquedas están delimitadas gracias al algoritmo que aprende de forma dinámica». Es decir, a raíz de los atentados de Bruselas, «choque de trenes» no es una búsqueda que contemple la aplicación.

El lado «menos amable» es la publicidad. De otra manera, YouTube Kids no sería sostenible. Aunque los anuncios, en este caso, están vigilados.