FaceTime

Un grave fallo en el servicio de videollamadas FaceTime de Apple puede espiar a otras personas

La compañía estadounidense lanzará una actualización de software para corregir un problema que pone en riesgo la privacidad de los usuarios

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La seguridad de Apple en entredicho por un grave fallo de seguridad que afecta a FaceTime, su popular servicio de videollamadas integrado en sus productos como iPhone o iPad. El «bug», como así se conoce a este tipo de agujeros de seguridad, permite espiar a otras personas cuando se realiza una acción determinada, logrando así captar el audio del dispositivo receptor de la llamada. La compañía estadounidense, que ha reconocido el problema, ha adelantado que lanzará en próximos días una actualización del software para corregirlo.

Medios especialiazados ha desvelado el fallo técnico que puede comprometer la privacidad de los usuarios. Varios expertos como @ en seguridad han publicado diversos videos explicativos en donde se muestra la facilidad de explotar este problema que dejaría las puertas abiertas a la posibilidad de espiar a terceros. El problema, advierten los expertos, permite a los usuarios «escuchar» e incluso ver a su interlocutor desde un iPhone incluso antes de que lo detecten.

Nada más trascender el problema, Apple ha desactivado temporalmente el servicio FaceTime para grupos -desde las 02.16 hora española- debido a un «problema» en revisión no especificado. La multinacional estadounidense ha asegurado en varios medios especializados que ha detectado el problema y ha «identificado la solución», que se introducirá en una actualización de software iOS «a lo largo de la semana». Este «bug» está activo en todos los dispositivos iOS que ejecutan la versión del sistema operativo 12.1 o posterior, y se ha reproducido tanto entre dispositivos móviles (iPhone y iPad) como en ordenadores con sistema macOS.

La técnica para explotar este «bug» es sencilla, pero en principio no se trata de un procedimiento muy intuitivo. El error se produce cuando un usuario marca un número de teléfono desde FaceTime y, entonces, durante unos segundos, desliza su pantalla hacia arriba y elige la opción para agregar un nuevo interlocutor. En caso de añadirse su propio número -el del emisor de la llamada- y dar paso a una llamada grupal es posible acceder al micrófono del terminal captando el audio de su entorno, incluso si el contacto aún no ha respondido.

Expertos en seguridad informática han catalogado este «bug» de un fallo de gravedad media. «¿Es grave? Depende de la situación en la que se encuentra el interlocutor, pero si nos ponemos en la peor parte por ejemplo una persona que esta en una reunión hablando de temas sensibles tiene el teléfono sin sonido, encima de la mesa, y y alguien logra explotar el ataque descrito, teóricamente escucharía el audio que capte el micrófono de los productos de Apple», apunta en declaraciones a este diario Lorenzo Martínez, experto en seguridad informática de Securizame. «Al final, una plataforma 100% segura no hay y Apple no es la excepción a esta norma». ABC ha intentado comprobar el fallo en varias pruebas sin conseguirlo.