J.M.S.
ANÁLISIS

Probamos Razer Stormtrooper: cómodo y minimalista kit para jugar a videojuegos

La firma lanza una edición limitada de teclado y ratón inspirada en Star Wars pensada para el público «gaming» pero predispuesto a utilizarse en la oficina

MADRIDActualizado:

La industria de la tecnología de consumo le ha dado de lo lindo a la mercadotecnia. Muchas marcas, aquellas que pueden, han llegado a acuerdos con empresas de entretenimiento. Licenciar personajes y franquicias conocidas es sinónimo de éxito. Todos quieren su pellizquito de gloria. Y si se acude a una saga tan emblemática como Star Wars, que ha cautivado a dos (o incluso tres) generaciones, lo más seguro es que se llame poderosamente la atención.

Eso es lo que ha tratado de hacer Razer, una firma especializada en productos para «gaming» que, entre sus novedades, destaca un paquete de periféricos y accesorios dirigido, especialmente, al seguidor de Star Wars. Se trata de la línea Stormtrooper que incluye un teclado mecánico, ratón inalámbrico y una alfombrilla. Todo lo necesario, en principio, para jugar a videojuegos en ordenador PC.

El teclado es el pilar clave de esta familia. Cómodo y práctico, el BlackWidow de la firma asiática se ha renovado con un estética que emula las tropas imperiales. Dispone, como no podía ser de otra manera, de su sistema de retroiluminación con lo que las teclas, que funcionan de manera independiente, brillan con una prominente luz trasera. Un detalle cuidado que, además, si se usa por la noche la experiencia es fantástica.

Este tipo de teclados mecánicos se diferencian respecto a aquellos que emplean una membrana homogénea en que la velocidad de respuesta es mayor. Tiene muchas ventajas, como que las teclas operan de manera independiente, es más fácil de limpiar, y que la sensibilidad es superior. De ahí que los aficionados a jugar en PC se decanten más a menudo por este tipo de accesorios porque la experiencia a la hora de jugar es más precisa y rápida.

Eso no quiere decir que esté dirigido únicamente al público “gaming»; en realidad, este teclado tiene una vocación transversal. También se puede utilizar perfectamente para tareas de productividad en la empresa, aunque la disposición de algunas letras cambia respecto a los teclados normales. En general es un poco ruidoso, pero se acompaña de unas arandelas de goma para «silenciarlo» ligeramente como si se tratase de la sordina de un piano.

Prescinde, por ejemplo, de la botonera lateral en donde aparecen el teclado numérico, pero al final uno se acostumbra rápido. Para muchas tareas de ofimática como hojas de cálculo de Excel, sin embargo, o para activar ciertos comandos, se echa la verdad en falta. Otro aspecto positivo es que tiene una superficie pequeña, con lo que ocupa muy poco en la mesa. Con ello se pretende decir que es fácil de transportar. Lo único, eso es cierto, es el ruido que generan las teclas al pulsarse. Se conecta a través de un puerto USB.

Además de este teclado, Razer ha apostado además por adaptar a esta línea galáctica también el otro accesorio indispensable para los ordenadores, el ratón. El modelo Atheris es ahora más interesante con la introducción del casco de un soldado imperial de la Primera Orden. Funciona de manera inalámbrica. Conectarlo es muy fácil. Dispone de sistema Bluetooth. Requiere, sin embargo, de dos pilas de tipo AA, pero eso garantiza un uso prolongado. La experiencia también es satisfactoria. Incluye, además, varios botones de funciones para personalizarlos. Es cómodo y preciso en su manejo. Y pesa tan solo 66 gramos.

Con esa vocación de Razer de buscar la personalización de sus productos, la firma también incluye en este kit una alfombrilla inspirada, cómo no, en el ejército imperial de Star Wars. Bautizada como Goliathus Extended, es resistente, fácil de limpiar y, sobre todo, destaca por su tamaño (294 x 920 x 3 mm): permite incorporar tanto el teclado como el ratón y, además, tener espacio suficiente para otras cosas.