Guía para comprar el mejor ordenador portátil para la vuelta al cole de tu hijo

Te explicamos algunas pautas a seguir a la hora de adquirir un equipo para tu hijo

MADRIDActualizado:

Para los estudiantes de Primaria y Secundaria, en caso de ser necesario, la idea es pensar en equipos de reducidas dimensiones y rendimiento básico. En estas edades se están introduciendo en la informática y la tecnología. Probablemente, en sus hogares ya han trasteado con los móviles o tabletas de sus padres. El entorno táctil, sobre todo, el ecosistema Android -el de mayor uso del mundo- lo van a conocer bastante bien.

En estos momentos van a empezar a familiarizarse con otros aspectos como los teclados físicos y los periféricos esenciales como los ratones, que requieren de cierto entrenamiento para dominar a la perfección los punteros. Tampoco debe conllevar ningún problema porque, a estas edades, todo lo aprenden con relativa facilidad. Pero es a partir de entonce cuando van a empezar a ensayar y sacarle partido a algunos programas sencillos como procesadores de texto (Microsoft Word, Google Docs…), adentrarse por el maravilloso mundo de la robótica o a navegar por internet.

Lo primero que hay que tener presente para comprarle un portátil a tu hijo pequeño es pensar sobre todo en la ergonomía y tamaño. Debe de ser fácilmente transportable, pero sin renunciar a algunos aspectos técnicos. Lo más aconsejable es optar por pantallas de entre 10 y 12 pulgadas. Como mucho, unas 13 pulgadas. Esto debe de ser más que suficiente para el uso que le van a dar. Es posible que tan solo se requiera de servicios en la «nube» para estudiar, así que también se puede pensar en portátiles del tipo «chromebook» que funcionan bastante bien

Para los alumnos de Secundaria es conveniente ya ir pensando, quizás, en modelos con pantallas entre 12 y 15 pulgadas. Sin vienen equipados ya con SSD en lugar de discos duros clásicos, mejor, porque se aumentará la velocidad de escritura y, por tanto, deberá mejorar la experiencia. Los estudiantes con más edad que estén envuelto en el aprendizaje de informática doméstica y robótica lo más aconsejable es ya optar por una arquitectura Intel en procesadores del tipo i5 en adelante y, al menos, unos 8 GB de memoria RAM para evitar que se «congele» en el momento menos oportuno. Hay colegios incluso que en estas edades empiezan ya a conocer cómo se desarrolla un videojuego.

Acer Aspire 1

Buen diseño y compacto. Así es este equipo cuyas especificaciones, en general, son básicas. Hablamos de un chip Intel Celeron N4000 que funciona a una frecuencia de 1,10 GHz, acompañado por una tarjeta gráfica Intel UHD Graphics 600, aunque jalonado por 4 GB de memoria RAM. Tiene una pantalla de 14 pulgadas y una resolución máxima de 1.366 x 768 píxeles.

HP Stream 14-cb099ns

En el mismo rango se puede encontrar este modelo de HP, muy ligero y fácil de transportar, que ofrece una pantalla de 14 pulgadas con resolución 1.366 x 768 píxeles. Un chip Intel Celeron D es la palanca de su rendimiento, a lo que hay que sumar una memoria RAM de 4 GB. Ofrece un disco duro de 64 GB de memoria, algo corto, es cierto, pero es un ordenador poco pesado (1.44 kilogramos) que es fácilmente transportable.

Acer Switch 3

Se trata de un ordenador «2 en 1» accesible y básico que puede servir para empezar en la informática doméstica. Funciona con un procesador Celeron N3350 a una velocidad de 1.1 GHz. Para tareas sencillas puede ser más que apropiado pero es cierto que puede quedarse cojo con el tiempo y más si le exiges un poco. La pantalla no está mal: tiene una diagonal de 12.2 pulgadas y consigue una resolución de 1.920 x 1.200 píxeles. Entre algunos detalles interesantes destaca una ranura para tarjetas microSD, cuenta con tecnología inalámbrica Bluetooth y su batería es bastante potente, de 4.600 mAh. También viene con soporte para un lápiz óptico, con lo que es ideal para hacer trabajos de diseño.

Dell Vostro 3578

Ideal para ofimática e internet. Con pantalla de 15.6 pulgadas (resolución de 1.366 x 768 píxeles) y una gráfica de Intel HD Graphics 620, este equipo está gobernado por un procesador Intel i3 y 4 GB de memoria RAM que, parta tareas básicas, debe ser suficiente. Dispone de un gran abanico de puertos y sistemas de conexión para todo tipo de tareas. También hay que destacar la presencia de un SSD de 128 GB de capacidad.

HP NoteBook 15-DA0156NS

Otra propuesta interesante es es este portátil de la multinacional estadounidense que corre con un procesador i3 de Intel -el más básico de la compañía- aunque incorpora tarjetas gráficas que, para tratarse de esta categoría, no está mal: Intel Graphics 620. De su pantalla hay que destacar que es bastante generosa en tamaño (15.6 pulgadas), aunque la resolución escogida (1.366 x 768 píxeles) es mejorable. Dispone de lector para tarjetas SD y apuesta por una unidad de estado sólido SSD de 128 GB de almacenamiento, que es más que suficiente para un estudiante en estas edades. El equipo de sonido también ofrece una buena experiencia. El resto de características está acorde a la gama en la que se encuentra.

Surface Go

Buen producto de Microsoft, este modelo de la gama Surface aspira a rivalizar con el iPad de Apple, pero ofrece capacidades idóneas para estudiantes. Este modelo viene en dos configuraciones, una con 4 GB de RAM y 64 GB de disco duro, y la otra 8 GB de RAM y 128 GB de disco duro. Pero las diferencias no se encuentran sólo en los números, también en la clase de disco duro: el modelo más bajo es eMMC y el más caro SSD -disco duro de estado sólido-, y ésto ha sido una de las grandes controversias sobre este ordenador. La velocidad de lectura puede ser hasta cinco veces superior en el modelo SSD comparado con el eMMC, aunque la velocidad de escritura es muy similar. Pero en general, su funcionamiento es fluido y rápido.

Medion P6685

Con chips Intel Core i5 y 8 GB de memoria RAM, este equipo de 15.6 pulgadas ofrece una resolución 1.920 x 1.080 píxeles, así como una tarjeta gráfica Nvidia Geforce Mx150 que ofrece un buen rendimiento. Incluye numerosos puertos y conexiones. Combina, además, dos tipos de almacenamiento; por un lado, un disco duro de 1 TB y un SSD de 128 GB. Es compacto, manejable y equilibrado.

Lenovo Ideapad 330s

Accesible, de buen diseño y práctico. Este equipo de 15 pulgadas ofrece una resolución HD -mejorable- pero destaca especialmente por su arquitectura técnica, un procesador Intel i5 con 8 imponentes GB de memoria RAM. Incluye una unidad de estado sólido SSD de 256 GB de capacidad. También cuenta con un arsenal de puertos, entre ellos uno del tipo USB-C que poco a poco se han ido imponiendo en el sector de la tecnología de consumo.

Huawei Matebook D

Fino, ligero, manejable. Y potente. Este portátil ofrece un buen rendimiento gracias a su procesador Intel i5 y sus hasta 8 GB de memoria RAM. Tiene una pantalla de 14 pulgadas con una imponente resolución de 1.920 x 1.080 píxeles. Hay que destacar, a su vez, la presencia de un SSD de 256 GB de capacidad.