Un usuario, SourceSunTom, muestra el problema con su MacBook Pro
Un usuario, SourceSunTom, muestra el problema con su MacBook Pro - MACRUMORS

FlexgateEl nuevo error oculto de los MacBook Pro que Apple no quiere que sepas

Los usuarios que compraron el ordenador portátil fabricado en 2016 y 2017 denuncian un fallo de iluminación en la pantalla por un defecto en el diseño que los de Cupertino, de momento, no reconocen públicamente pero sí internamente

Actualizado:

Apple comete muchos errores. Pero tiene la virtud de saberlos ocultar. Lo hemos visto recientemente en el error de seguridad de FaceTime. Pero también con los fallos en los chips de iPhone, iPad y Mac hace un año, los problemas en las baterías de los iPhones 6s, la extraña curvatura del iPad Pro, o cuando en 2014 saltó la noticia de que el iPhone 6s Plus se doblaba Ahora el problema tiene que ver con el MacBook Pro de 13 y 15 pulgadas fabricado en 2016 y 2017.

Los usuarios que comprasen el famoso ordenador portátil de Apple a finales de 2016, deben vigilar muy de cerca la pantalla. Y es que muchos usuarios están denunciando un fallo que se conoce ya como «flexgate». Se refiere a un error en el diseño de un cable que conecta el cuerpo del MacBook Pro a la pantalla, tal y como explican en « iFixit», que queda muy justo. Las pantallas, por tanto, al empezar a desplegarlas muestran un extraño patrón de iluminación inferior muy desigual, como la que generan los focos en un escenario, que desaparece cuando la pantalla llega a los 90º.

Dicho cable, como es lógico, sufre cada vez que el usuario pliega y despliega la pantalla del ordenador, por lo que el desgaste está asegurado. El problema es que dicho cable está colocado en la pantalla y para repararlo hay que reemplazar todo el panel al completo, no sólo el cable. El coste, por tanto, es elevado: en torno a los 500 euros.

«Apple parece ser consciente de que esto es un problema. En un informe de seguimiento sobre la actualización del MacBook Pro en 2018, ' iFixit' descubrió que Apple había alargado el diseño del cable de la pantalla», relata « The Verge». «Ese cambio ocurrió sin ningún reconocimiento público y, hasta el día de hoy, Apple continúa actuando como si el 'flexgate' no fuera un problema real o generalizado», denuncia el medio.

Un error ¿de diseño?

Así, una petición en « Change.org», que ha recogido ya más de 15.000 firmas, exige que Apple reconozca públicamente el «flexgate» como un defecto de diseño y se comprometa a reparar todos los MacBook Pro afectados. De esta manera, ya que la garantía ha caducado (es de dos años), los usuarios no tendrán que pagar la reparación al tratarse de un defecto de fábrica. Y es que la pantalla empieza a fallar al menos un año después de la compra. Todo depende del uso que tenga el portátil. Quienes tengan una garantía extendida de AppleCare sí podrán repararlo sin gasto extra alguno.

Aún no se sabe cuántos modelos de MacBook Pro están afectados, pero cada vez son más numerosas las peticiones. En los foros de « MacRumors» y en las comunidades de soporte de Apple surgen cada día nuevas quejas de usuarios afectados.

Apple, de momento, no se ha pronunciado sobre dicho problema. Y es muy probable que no lo haga si la presión social no es la suficiente, como ha sucedido en otras ocasiones. Sin embargo, el hecho de que alargara el cable en los MacBook Pro de 2018 tan solo 2mm supone un reconocimiento no explícito del error que ha estado ocultando estos años.