Los internautas españoles hacen suya la protesta contra la ley antidescargas «SOPA»
Blogs españoles se han sumado a las críticas contra la ley «SOPA» - abc.es

Los internautas españoles hacen suya la protesta contra la ley antidescargas «SOPA»

Tuiteros y blogueros aprovechan el cierra de miles de páginas estadounidenses para criticar la ley Sinde

Actualizado:

El consejero delegado de Twitter consideró que cerrar el portal era una «tontería». En palabras de Dick Costolo, no merecía la pena hacerlo por la Ley Stop Online Piracy Act (SOPA), que no es más que una ley nacional. Cerrar Twitter, añadía, contribuiría a que la protesta no tuviera un gran impacto en la sociedad.

Así que los tuiteros españoles han hecho suya la protesta. En España, al término #stopSOPA, una protesta contra una ley «SOPA», que busca acabar con la piratería en internet en Estados Unidos, se le ha unido la etiqueta #stopsinde, en referencia a la ley aprobada en Consejo de Ministros por el actual gobierno.

Líderes de Twitter han publicado mensajes en la red de «microblogging» de un crespón negro, acción a la que han sumado numerosos usuarios. Otros también han puesto en negro su avatar. Medios como «Periodismo humano» han apoyado esta iniciativa y algunos blogs, como «Mangas verdes», se han ido a negro en apoyo a los internautas estadounidenses y como protesta por la ley antidescargas.

En Estados Unidos, más de 10.000 páginas web se han sumado a una protesta cibernética en contra de la ley que el Congreso de EE.UU. debe votar el próximo mes. Sus organizadores la consideran como la mayor iniciativa de ese tipo en la historia del país.

En España ya hubo una acción coordinada a finales de 2010, cuando las principales páginas de descargas y visionado online se opusieron a la propuesta del gobierno socialista para combatir la piratería en internet.

Entonces, páginas como Seriesyonkis, Seriespepito, series danko, Peliculasyonkis, Divxtotal, Mydescarga o Cinetube solo incluían un mensaje sobre fondo negro que decía «Si se aprueba la ley Sinde, esta página desaparecerá».

Finalmente, la oposición tumbó la propuesta del gobierno de Zapatero, que, en el penúltimo Consejo de Ministros, en diciembre de 2011, rechazó sacar adelante la ley por temor a la reacción de los usuarios de internet pese a anunciar que lo haría.

En Estados Unidos la mira están las dos versiones del proyecto de ley cuyo objetivo es combatir la piratería en internet de películas, vídeos, música y demás contenidos protegidos por el derecho intelectual.

La medida PIPA será sometida a debate y voto en el Senado a partir del próximo 24 de enero, mientras que SOPA será sometida a un voto preliminar, pero clave, en el Comité Judicial de la Cámara de Representantes el mes próximo.

El principal autor de la iniciativa en la Cámara Baja y presidente del Comité, el republicano Lamar Smith, asegura que la ley SOPA busca proteger a los consumidores, negocios y empleos «de ladrones extranjeros que roban la propiedad intelectual de EE.UU.».

El proyecto de ley goza de un amplio apoyo del sector de entretenimiento -como el de Hollywood-, empresas farmacéuticas y publicaciones, mientras las empresas de Silicon Valley se han volcado en su contra.

La Casa Blanca se opone a la medida en su versión actual por considerar que ésta podría suscitar demandas contra empresas cibernéticas y perjudicar a negocios legítimos, además de atropellar el derecho a la libertad de expresión.