El Vaticano impidió el uso de la Nunciatura en Madrid para negociaciones con ETA

Aconsejó al nuncio hablar con Jaime Mayor Oreja y exigir el desarme previo de los terroristas, según recoge un libro sobre documentos confidenciales del Vaticano publicado en Italia

JUAN VICENTE BOO
CORRESPONSAL EN EL VATICANO Actualizado:

El Vaticano impidió el uso de la Nunciatura en Madrid como sede para negociar con terroristas de ETA la posible tregua unilateral, según revela un mensaje cifrado del secretario de Estado, cardenal Tarcisio Bertone, con instrucciones detalladas al representante de la Santa Sede en España, Renzo Fratini. El mensaje aparece en un libro sobre documentos confidenciales del Vaticano, publicado en Italia.

El mensaje, fechado el 10 de enero del 2011, refleja que el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, era también contrario al uso de la sede diplomática para esa negociación. El Vaticano recuerda al nuncio que «es también útil tener presente que el vicepresidente y ministro del Interior de ese Gobierno, el honorable Rubalcaba, ha afirmado recientemente que dicha organización no debe declarar ninguna tregua, sino sólo disolverse».

Entrega de las armas y petición de perdón

El cardenal Bertone indica además al nuncio «que contacte con el honorable Jaime Mayor Oreja, para escuchar su parecer sobre la situación actual de ETA y sus verdaderos objetivos. La conversación con el Parlamentario será útil porque, en el futuro, esa Nunciatura Apostólica podría recibir propuestas análogas pese al presente rechazo».

El Vaticano indica al nuncio que continúe informando del tema y adelanta que nunca se tomaría una decisión sin contar con el beneplácito simultaneo de Gobierno y oposición.

Por ultimo, reitera que «sería necesario poner a la mencionada organización, como condiciones previas, la entrega de las armas y la petición de perdón por todos los crímenes cometidos durante varias décadas de lucha terrorista armada».