La Estrella, municipio de Teruell afectado por la despoblación
La Estrella, municipio de Teruell afectado por la despoblación - ABC

El PSOE propone universalizar la dependencia para frenar el éxodo rural

ABC accede a las propuestas de los partidos políticos para luchar contra el reto demográfico. Podemos pide más impuestos a las «grandes fortunas»

MadridActualizado:

El Senado ya tiene en su mano los informes del PP, PSOE y Podemos sobre sus propuestas para abordar el problema de la despoblación en España. Un año y medio de trabajo en el seno de la Comisión Especial de Estudio sobre la evolución demográfica ha alumbrado tres documentos, a los que ha tenido acceso ABC, que recogen más de 200 medidas (unas 150 del PSOE, 38 del PP y 30 de Podemos). Estas propuestas serán la base sobre las que se consensuará el informe de la Estrategia Nacional, que tiene que aprobar el Gobierno antes de final de año. Aunque queda por ver si el nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez considerará esta cuestión prioritaria, como así lo sostenía el de Mariano Rajoy.

Una de las medidas más llamativas es la que ha planteado el PSOE, relativa a la «universalidad del sistema de dependencia». Esta propuesta se conoce justo en el momento en el que ha saltado la polémica, al anunciar el Gobierno su intención de volver a la «sanidad universal». La aplicación de esta medida tendrá un coste económico, aún sin cuantificar, al que habría que sumar este, si al final se lleva a cabo.

Actualmente, para accceder a las ayudas contempladas en la Ley de Dependencia hay que reunir una serie de requisitos. Estos son: ser español, tener cualquier edad, pero con particularidades para los menores de 3 años; encontrarse en situación de dependencia en alguno de los grados establecidos por la normativa (moderada, severa y gran dependencia); residir en España y haberlo hecho durante cinco años, de los cuales dos deberán ser inmediatamente anteriores a la fecha de presentación de la solicitud.

Recursos económicos

La causa que podría justificar esta medida es que en las zonas rurales residen un gran número de personas mayores. Un colectivo que tiende a emigrar a las grandes ciudades, ante la necesidad de recibir atención médica y personal. Si se le garantizan estos cuidados en sus domicilios, se evitará su desplazamiento a los núcleos urbanos, frenando la despoblación.

La iniciativa socialista se enmarca dentro de las ayudas a la población en situación o riesgo de dependencia. En este sentido, considera necesario garantizar esta universalidad, «ofreciendo los recursos económicos y técnicos que aseguren el derecho a la promoción de la autonomía personal y a la atención de las personas».

En materia de dependencia, Podemos propone la creación de 700.000 puestos de trabajo para atender a todas las personas dependientes, «con perfiles profesionales del cuidado socio-sanitario y con especialización en atención geriátrica».

La formación de Pablo Iglesias también apuesta por el «desarrollo completo» de esta ley.

Por su parte, desde el Partido Popular, a falta de ultimar el documento definitivo, entienden que es conveniente «trabajar en la promoción de la autonomía y la prevención de la dependencia». En este sentido, subrayan que hay que realizar esfuerzos para atender «a las situaciones de dependencia y dificultades para desarrollar actividades físicas en la vida diaria».

Fiscalidad

Otro capítulo importante de las propuestas de estas tres formaciones políticas se refieren a la fiscalidad, aunque con diferentes matices. Podemos quiere «aumentar la recaudación del Estado mediante impuestos indirectos a las grandes fortunas, patrimonio y sociedades». El objetivo es equipararlo «a los de la mayoría social y trabajadora para facilitar la sostenibilidad del sistema de protección pública y las políticas sociales (atención, dependencia, pensiones, empleo, garantía de ingresos...).

Los populares consideran importante «seguir mejorando el tratamiento fiscal y los incentivos fiscales», especialmente a las familias numerosas. Otras propuestas van encaminadas a fomentar el parque de vivienda en alquiler, poner en marcha «ayudas específicas para nuevas iniciativas de emprendimiento en estas zonas» o «favorecer el acceso a ayudas que permitan» el acceso a la empleabilidad de los jóvenes en las zonas de escasa población».

En su diagnóstico de la situación actual del problema demográfico, los populares la califican de «grave» y sitúan a la familia y el fomento de la natalidad como una de las soluciones para afrontar este desafío.

Política europea

Los socialistas subrayan en su informe que «se precisa coordinación, gobernanza y liderazgo para aunar esfuerzos y desarrollar una acción coordinada». A su juicio, esta «crisis territorial», tiene que ser abordada «con urgencia», ya que puede suponer una «pérdida patrimonial y medioambiental» para el conjunto de la población.

El PSOE culpa también a la política regional europea del problema demográfico. «Ha producido avances innegables –dice–, pero también desigualdades territoriales muy acentuadas». Sus propuestas en el ámbito europeo pasan por «retocar el Feader (Fondos europeos agrarios de desarrollo rural), interpretar de una manera más ajustada la relación entre los dos pilares de la Política Agrícola Común (PAC) y otras medidas en las nuevas Perspectivas Financieras de la UE a partir de 2020.