Las playas españolas permiten, en ocasiones, la entrada y el baño de los perros
Las playas españolas permiten, en ocasiones, la entrada y el baño de los perros - ABC

Un día de playa con las mascotas

Informarse sobre las normativas vigentes este verano puede mejorar la experiencia de ir acompañados con los animales

Actualizado:

España es un país con mucha costa y por ello con un buen número de playas. Lo malo es que todavía en todas no está permitida la presencia de perros. Nuestros fieles amigos, si cuentan con la ayuda y la educación de sus amos, pueden pasar un rato divertido y agradable.

En la actualidad son muchas provincias costeras se han apuntado al turismo «petfriendly» y aceptan visitantes caninos en sus arenales a cualquier hora del día, para regocijo de sus dueños.

Mientras que se consiga algo positivo y que los propietarios de perros podamos disfrutar de un día de playa con ellos -y no sólo paseos a primeras horas de la mañana o de noche- si usted amigo lector es propietario de un perro, les aconsejamos que antes de elegir un destino de playa, le conviene informarse sobre la legislación de la presencia de perros en las playas españolas. De no obrar de esta manera nos pueden sorprender con una multa que según el caso puede llegar hasta más de 500€.

Según fuentes consultadas se puede dar el caso de encontrarse con playas en las que no está permitido el acceso de animales en todo el año, mientras que pueden haber otras a las que solamente se les prohíba la entrada solo en época estival. Las costas de cada Comunidad Autónoma están reguladas por su propia normativa y, además, también deben acogerse a la Ley de Costas Nacional, aunque ésta no especifica nada sobre la prohibición o no de perros en las playas.

Por eso, antes de ir a la playa con tu fiel amigo, le aconsejamos que se ponga en contacto con el ayuntamiento para conocer de primera mano si está permitida la entrada de perros en la playa o no.

Para más información les recomendamos que consulte: http://www.redcanina.es/playas-para-perros-en-espana-2016/, una página en la que le informa con todo detalle aquellas playas en las que en esta temporada 2016 permiten la presencia -y en qué condiciones- de nuestros fieles amigos.

Algunos ejemplos

Este año -según hemos podido saber- se presenta muy optimista en algunas provincias, como es el caso de Alicante, y otras no tanto, como es el caso de Andalucía, que desde 2015 tiene prohibida la entrada de nuestros canes a lo largo de toda su costa en la temporada estival.

Como decimos, hasta el año pasado, Andalucía contaba con un gran número de playas para ir con perro en verano, pero La Junta de Andalucía prohibió el 17 de junio de 2015 la entrada de perros a todas sus playas en la temporada estival, dejando únicamente abiertas aquellas playas que carecen de bandera azul y sus aguas no son aptas para el baño. Un ejemplo de esto que decimos lo tenemos en la Playa de Arroyo Totalán en Málaga. Cuenta con todos los permisos de la junta puesto que sus aguas no son aptas para el baño o la Playa del Castillo en Fuengirola, inaugurada en 2014 por los ayuntamientos de Fuengirola y Mijas la parte que pertenece a Mijas ha sido cerrada, pero la playa canina de Fuengirola sigue abierta.

También hay que tener en cuenta que en algunas playas dejan a los perros, pero a determinadas horas, como es el caso de Cataluña en las playas de Arenys de Mar (La Musclera, La Picòrdia, Cavaió y Playa de les Roques d’en Lluc) está permitido ir con perros, pero desde el 1 de junio hasta el 16 de septiembre sólo está permitida su entrada de 20h a 7 de la mañana.

Sin embargo, en esta misma Comunidad se encuentra la conocida como Playa de La Rubina , (Empuria Brava). Se trata de la primera playa para perros en España. Se encuentra al norte de Empuriabrava, dirección a Roses. Se trata de una playa de arena fina, al igual que La Platera, donde usted y su mascota lo pasaran “¡Guau!”en cualquier época del año. La provincia de Alicante se ha puesto a la cabeza en cuanto a playas para perros se refiere en la Comunidad Valenciana. Además de las playas de Campello y Villajoyosa, se espera que tres playas más estén disponibles para este verano.

En el municipio de Mazarrón en Murcia encontramos las únicas tres playas para perros en Murcia para este verano 2016: Playa de Las Moreras, situada entre la playa del Castellar y la desembocadura de la Rambla de las Moreras.Playa del Gachero, situada entre la playa del Rihuete y la playa del Alamillo.Playa de Covaticas. Además, el municipio de Águilas ha inaugurado recientemente una playa para perros; Playa de la Cañada del Negro.

En Galicia, y más concretamente en Pontevedra, cuenta con tres bonitas playas rodeadas de naturaleza y abiertas todo el año: Playa de O Espiño y Playa O Portiño, las dos localizadas junto al puerto deportivo de San Vicente do Mar, O Grove. En La Coruña están la playa del Arenal (Pobra do Caramiñal) o Playa de Estacas, esta última en el Concello de Ares, en Ferrolterra. Aquí de costa a costa les hemos facilitado unos ejemplos, pero antes de ir consulten para no llevarse ninguna sorpresa desagradable que estropee ese verano que quería compartir con su mascota.

Consultar con el veterinario

Una vez informados de si puede y de qué manera ir con su perro a la playa, antes del viaje es recomendable acudir al veterinario para informarse de todo lo que respecta a sus cuidados y sobre todo para evitar los tan temidos como terribles “golpes de calor” .

También debe asegurarse de que su perro tiene todas sus vacunas y su documentación en regla para poder moverse con total tranquilidad y evitar imprevistos... ¡ah! y no olvide llevar sombrilla para evitar la terrible insolación. Esto es especialmente importante si su perro es de pelaje claro o con su trufa (nariz) sonrosada, pues son los más susceptibles a los rayos del sol.

Lleve siempre una botella de agua para que esté en todo momento hidratado. Los veterinarios también recomiendan que se les de una buena ducha antes de volver a casa, la sal del mar les reseca mucho la piel.

Además, por el bien del animal no debe estar todo el día en la playa, una experiencia agradable puede convertirse en algo desagradable si tenemos todo el día a nuestra mascota “disfrutando” de una jornada playera. Como dice el refranero popular “lo poco gusta, lo mucho aburre”.

Jugar sin molestar

Una vez en la playa, ponga especial atención a los carteles informativos que veamos en las zonas de acceso.

Para evitar cualquier percance y para protegerse ante cualquier denuncia por incidentes causados por su perro -además de tener al animal asegurado- es recomendable llevarlo siempre atado y si está suelto no perderle nunca de vista.

En los momentos de juego busque un lugar tranquilo y no se crea que la playa es suya y actúe con responsabilidad, piense que no a todo el mundo le gustan los perros y que lo que se prometía una jornada divertida puede no serlo.

Con los perros en la playa sucede algo similar con los que se divierten con las palas junto a su sombrilla o tumbona: Hay que respetar; pero también ser respetados. De igual modo que cuando pasean por la calle es muy importante la recogida de sus excrementos y siempre hay que ir provistos de las pertinentes bolsas y tirarlas en la papelera.

Según las normativas en el caso de los perros guía o perros de asistencia pueden entrar en las playas sin ningún tipo de limitación... La playa es uno de los lugares en los que más disfruta un perro: corriendo por la orilla, compartiendo juegos (tirarle la pelota, un palo o el frisbee para que lo recoja)... eso sí, sin molestar como decimos al prójimo.

También puede nadar junto a su mascota pero tenga en mente que no a todos los perros les gusta tanto el agua. Si prefiere quedarse jugando en la orilla, no le obligues a entrar. También tiene que tener en cuenta que hay algunos perros a los que a imagen y semejanza de algunas personas no les gusta el mar... no les obligue.