El Papa publica un artículo en el «Financial Times»
El Papa publica un artículo en el «Financial Times» - efe

El Papa publica un artículo en el «Financial Times»

Afirma en el diario de la «City» que «los cristianos se oponen a la avaricia y la explotación»

corresponsal en el vaticano Actualizado:

A la semana de su desembarco en Twitter, Benedicto XVI da otra sorpresa publicando un artículo en el «Financial Times» de Londres, donde presenta un mensaje contracorriente para la rutina habitual en la capital financiera de Europa.

El artículo del Papa en la «biblia» de la «City» responde a una petición realizada directamente por el «Financial Times» a raíz de la publicación del libro «La infancia de Jesús» el pasado mes de noviembre. Según un comunicado del Vaticano, «a pesar de que se trataba de una petición insólita, el Santo Padre aceptó con disponibilidad», lo mismo que respondió una vez a preguntas de la BBC o a preguntas de niños en un programa de la RAI.

Sin cortarse un pelo, Benedicto XVI afirma en su artículo que «los cristianos se oponen a la avaricia y la explotación por la convicción de que la generosidad y el amor entregado, tal como los ensenó Jesús de Nazaret, llevan a la plenitud de la vida».

Según el Santo Padre, «los cristianos encuentran en el Evangelio inspiración para su vida diaria, y su participación en los asuntos del mundo, ya sea en el Parlamento o en la bolsa de valores». En esa línea activa y positiva, el Papa insiste en que «los cristianos no deben despreciar el mundo, si bien su participaciónen la política y la economía debe trascender cualquier forma de ideología».

En vísperas de la Navidad, Benedicto XVI se pregunta «Al cabo de un año de sufrimiento económico para tatas personas ¿qué podemos aprender de la humildad, la pobreza y la simplicidad de la escena delpesebre?» La respuesta enlaza con la cita de Jesucristo que abre su artículo: «Dad al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios».

Jesúsindicaba así que se debían pagar impuestos al emperador, pero que no se le debía dar culto, y cuando el Imperio romano lo exigió, los cristianos se negaron aun a riesgo de su vida. Lo mismo volvió a suceder con «los regímenes totalitarios del siglo pasado», el nazismo y el comunismo. Según el Papa, «cuando los cristianos se niegan a inclinar la cabeza ante los falsos dioses propuestos en la actualidad, no significa que tengan una visión anticuada, sino más bien que están a salvo de ideologías e inspirados por una visión noble del destino humano».

Una reflexión interesante, tanto para los ricos y los poderosos como para los pobres y los débiles pues, según el Papa,Jesús «vino a traer esperanza a quienes, como él mismo. Vivían en los márgenes de la sociedad».