Operarios del sevicio de extinción de incendios trabajan en la zona de Zamanes, Vigo - EFE/ VÍDEO: ATLAS

Más de 80 incendios cercan Galicia y fuerzan el desalojo de poblaciones

En menos de doce horas el fuego devora más de 1.500 hectáreas en el entorno de Vigo

SantiagoActualizado:

El fuego ha marcado un fin de semana negro en Galicia. En condiciones de meteorología extremamente adversa, con máximas en el entorno de los 30 grados, bajo humedad y vientos intensos del Sur (por la proximidad del huracán Ophelia), más de ochenta incendios entre la jornada del sábado y la madrugada del domingo han forzado la evacuación de viviendas en cerca de una decena de ayuntamientos. La intensa actividad incendiaria concentrada en la Comunidad llevaba este domingo al Ministerio del Interior a decretar la situación operativa 1 para ampliar el apoyo al dispositivo autonómico de extinción.

El fuego de mayor tamaño, que comenzaba minutos antes de las 00.30 horas del domingo a menos de 30 kilómetros de Vigo, devoraba en menos de doce horas 1.500 hectáreas, afectando a cuatro ayuntamientos y obligando a activar de madrugada el nivel dos por la proximidad de las llamas a núcleos poblados del municipio de Pazos de Borbén. También en Pontevedra, pocos kilómetros al sur, las autoridades autonómicas decretaban a primera hora de la tarde riesgo real para las personas en los incendios limítrofes con Portugal de As Neves y Salvaterra do Miño, y en el fuego activo en el municipio de Gondomar.

El elevado número de focos declarados este fin de semana ha supuesto una escalada en la ola de fuegos que golpea a la Comunidad desde el miércoles, especialmente dañina en espacios de alto valor ambiental como el Parque Natural Baixa Limia-Xurés o la Reserva de la Biosfera de Os Ancares. En este último espacio, se reactivaba en la madrugada del domingo un fuego declarado el jueves, que ha calcinado al menos 70 hectáreas.

«Se está haciendo todo lo posible, sobre todo para salvaguardar lo más importante, que son las vidas humanas. A partir de ahí, se trabaja para que no haya incidentes en los bienes de las personas y también para intentar salvar, en la medida de nuestras posibilidades, el monte», declaraba la conselleira de Medio Rural de la Xunta, Ángeles Vázquez, desde el puesto de mando habilitado en Pazos de Borbén. «Ya no importan las hectáreas en sí, que son importantes, ahora mismo nuestra preocupación está en el operativo», indicaba la responsable autonómica, apuntando a las horas de trabajo acumuladas por las brigadas de extinción en este fin de semana negro para los montes.

Feijóo anula su agenda

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, anuló este domingo su agenda política para seguir la evolución de las tareas de extinción desde el centro de coordinación de Santiago, junto al delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, y el responsable de la Unidad Militar de Emergencias, que este domingo mantenía 355 efectivos desplegados en la Comunidad.

La Xunta realizó este domingo una llamada a la «reflexión» y a la movilización contra la actividad delictiva incendiaria. «Esto no ocurre porque sí (...). Primero fueron los parques naturales y ahora fue Pontevedra, con cuatro focos muy importantes que abarcan cuatro ayuntamientos», denunció la conselleira de Medio Rural, aludiendo a la clara intencionalidad de los focos.