Es Noticia
ABC
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABCSociedad
Doctores, durante una operación estética - ÓSCAR HUERTAS

InstagramCuatro de cada cinco centros estéticos que se anuncian en Instagram no están homologados

Así lo asegura un estudio publicado en el «Aesthetic Surgery Journal»

ABC
Actualizado:

La mayoría de los centros estéticos que anuncian operaciones de cirugía plástica en sus redes sociales no cuentan con homologación oficial. Así lo asegura un estudio llevado a cabo por el Nortwestern Medicine, el departamento de medicina de la Universidad de Chicago, que afirma que solo el 18% de estos centros cuentan con el certificado «board-certified», que garantiza la experiencia y el conocimiento de los doctores sobre la materia.

Estas empresas se promocionan a través de publicidad en redes sociales, especialmente Instagram, con anuncios que se dirigen sobre todo a gente joven, el sesgo más activo en internet, pero también el que menos sabe reconocer qué profesionales están preparados ante cualquier tarea, según el informe.

«Nuestro descubrimiento nos asusta, sinceramente», explica Robert Dorfman, uno de los autores del estudio y estudiante de medicina en la Escuela Feinberg de la Northwestern University. «Hay gente, desde médicos que no están licenciados hasta dentistas, que ofrecen tratamientos para los que no están formados. Eso es extremadamente peligroso para los pacientes».

El informe, publicado en la publicación especializada «Aesthetic Surgery Journal», destaca haber constatado que profesionales sanitarios se ofrecen en las redes para llevar a cabo procedimientos para los que no están cualificados. «Alguien que ejerce como cirujano plástico no necesariamente tiene el certificado y los pacientes deben saberlo», añade Dorfman.

En este sentido, los expertos consideran que esta manera de venderse constituye «un alto riesgo» para los pacientes. «Hay algunos que han sufrido daños y otros que han fallecido debido a la inexperiencia de estos 'médicos', que ofrecen servicios para los que no están cualificados, asevera por su parte Clark Schierle, cirujano plástico del Northwestern Medicine.

Prestaciones de todo tipo

Entre los servicios ofertados por estos centros, se hallan algunos como el aumento de pecho y glúteos, la cirugía facial o liposuciones, explica el estudio, llevado a cabo sobre casi dos millones de publicaciones de Instagram. Dorfman lo tiene claro. «La gente, en su mayoría, no sabe los riesgos a los que se somete y suele pensar: ¿por qué necesito pagar precios más altos porque me opere un cirujano que tenga el 'board-certified', cuando me puede operar otro cirujano por un precio mucho más bajo? Pero pensar eso es un error y hay gente que muere por ello».

En relación con todo ello, otro estudio llevado a cabo previamente por el Northwestern Medicine y liderado por el doctor John Kim, derveló un aumento de casi el 300% en el número de complicaciones en paniculectomías —procedimiento quirúrjico consistente en la eliminación de piel, grasa o tejido— llevadas a cabo por cirujanos no especializados en cirugía plástica. «¿Puede cualquier persona inyectar cualquier sustancia o utilizar rellenos? Definitivamente, no», concluye Dorfman.