Vídeo: La portavoz socialista, Adriana Lastra, explica en el Congreso la propuesta del Gobierno - Foto: EFE | Vídeo: EUROPA PRESS

El Congreso da el primer paso para aprobar una eutanasia gratuita y universal

La Cámara Baja tramitará la nueva ley apoyada por Ciudadanos y con el voto en contra del PP

MadridActualizado:

El Pleno del Congreso ha aprobado por 206 votos a favor, 132 en contra y 1 abstención la Proposición de Ley del PSOE para regular la eutanasia. Es la segunda iniciativa sobre esta polémica cuestión que se tramita en la Cámara Baja.

La primera se aprobó el pasado 9 de mayo, con el voto en contra del PP y la abstención de Ciudadanos. Este texto para reformar el Código Penal fue remitido por el Parlamento de Cataluña y podría tramitarse conjuntamente con el documento aprobado hoy.

La portavoz del PSOE, Adriana Lastra, defendió el texto «desde el respeto a la libertd y a la autonomía de la voluntad de esas personas que quieren poner fin su calvario. Son casos extremos, como consecuencia de un pronóstico irreversible. Decidir cuándo y cómo morir».

Lastra afirmó que hay un «consenso social que se tiene que traducir en un consenso político» y reclamó que no se vea este texto con «prejuicios sociales y religiosos» A su juicio, el proyecto socialista «es un modelo más garantista que el enviado por el Parlamento catalán, que solo regula la despenalización de la eutanasia»

La norma socialista contempla la eutanasia como «prestación universal, con garantías sanitarias» y solo se puede aplicar cuando el paciente sufre «una enfermedad grave e incurable o discapacidad grave y crónica, está incluida en la cartera de servicios del sistema nacional de salud». Además, contempla la objeción de conciencia y la creación de una comisión de control «de todo el proceso. Es sumamente garantista».

«No cerrar los ojos»

Finalmente, Lastra señaló que «la sociedad demanda una respuesta decidida sobre esta materia y reclamó a los grupos políticos que «no se queden al margen» de los avances en derechos.

La diputada del Partido Popular, Pilar Cortés, afirmó que «hoy es un día triste. Hablar de eutanasia es hablar de fracaso. Legislar la eutanasia es reconocer una derrota política, social, ante un enfermo. Es un fracaso de la sociedad, no ofrecer a estas personas otra salida que no sea morir».

Los populares consideran una «irresponsabilidad» empezar a tramitar esa ley cuando todavía no está finalizada la ley de la muerte digna, ya que «cuando hay una red de cuidados paliativos, las demandas de eutanasia descienden exponencialmente».

El PP afirmó que no les importa «quedarse solos» en el rechazo a esta ley, porque «el derecho la eutanasia no aparece en la Constitución, ni en los convenios internacionales».

Podemos señaló que «no es respetable ni justo que si el sufrimiento se vive de manera individual, no se deje de tomar una decisión sobre dejar de vivir muriendo. Discrepa con el PSOE que el principio rector de la ley sea «el sufrimiento» y no «la libre voluntad».

El portavoz de Ciudadanos, Francisco Igea, inició su intervención criticando que el PSOE se haya atribuido los méritos de haber legislado sobre los derechos en España: «La Ley del divorcio la trajo la UCD y todos hemos traído las libertades a este país. No se puede arrogar este derecho».

«Legislar a la ligera»

Igea reprochó el texto del PSOE porque «no ha tratado el asunto con la seriedad suficiente», aludiendo al artículo que se refiera a que el médico puede ser el único fedatario de la muerte anticipada de un paciente o al artículo 10 que dice que el médico no debe de abandonar al paciente en el proceso final de su fallecimiento.

El PNV defendió su apoyo a que «no podemos cerrar los ojos y, por tanto, no querer ver y hacer como que algo no existe y no necesita un marco legislativo». Así, a su juicio, «hay interés y necesidad», pero insistió en que «no es un tema que haya que legislar a la ligera y que hay que darle a esta materia «una cobertura legal, un itinerario claro, legal y sanitario, que marque el espacio en el que hay que transitar. Sin ligereza, con una transparencia total. Nunca defenderé que se pueda quirar la vida a alguien a la ligera. No hagamos apreciaciones frívolas».

ERC hizo un llamamiento a todos los grupos políticos para «poner nuestro granito de arena para que salga adelante esta proposición de ley y dar garantías» a este proceso. Esta formación política afirmó que «nos haremos un favor si aceptamos que la muerte no es un castigo, sino una solución aproblemas de sufrimiento».