Cómo prevenir y actuar ante un atragantamiento

Cada año, más de 1.400 personas en España mueren por este tipo de accidente

MadridActualizado:

Más de 1.400 personas mueren cada año en España por atragantamiento, que se producen principalmente cuando algún alimento u objeto queda atrapado de forma accidental en las vías respiratorias, impidiendo el paso de aire a los pulmones y provocando la asfixia.

La mayoría de las obstrucciones que se producen son leves, pero otras pueden hacer que una persona entre en parada cardiorespiratoria por falta de oxígeno y fallezca.

Con el objetivo de mejorar la salud y la calidad de vida de las personas ante situaciones de emergencia vital, la Fundación Mapfre, la Federación de Cocineros y Reposteros de España (FACYRE) y la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES9 han puesto en marcha la campaña «SOS Respira» que ofrecerá pautas de actuación ante un atragantamiento y contribuirá a la formación en locales de hostelería y restauración.

El presidente de SEMES, Juan González Armengol, ha hecho hincapié en las medidas básicas de prevención necesarias para evitar un atragantamiento como «cortar los alimentos en piezas pequeñas, masticar lenta y correctamente, no comer mientras se camina, evitar la ingesta de alcohol antes y durante las comidas y tener cuidado al usar prótesis dental».

En el caso de bebés y niños, se puede prevenir «manteniendo canicas, cuentas, tachuelas, globos de latex y monedas fuera de su alcance, sobre todo en menores de tres años». Asimismo, hay que evitar que «los más pequeños tomen salchichas, nueces, trozos de carne y queso, uvas, dulces duros o pegajosos y palomitas de maíz», ha añadido.

Si la persona accidentada puede emitir sonidos y toser fuerte, se trataría de una obstrucción leve, una circunstancia en la que expulsaría el objeto o alimento tosiendo con fuerza, tal y como han explicado.

No obstante, si la persona no puede respirar, hablar, emitir sonidos, la voz sea débil y la piel comience a tomar un tono azulado, hay que llamar al 112 e iniciar la maniobra de Heimlich. En primer lugar y si la persona está consciente, deberá toser fuerte para comprobar si expulsa el objeto. Si no sucede, se realizarán una serie de golpes en la espalda con el cuerpo del sujeto inclinado.

En caso de que la obstrucción sea grave, se pasará a realizar la maniobra de Heimlich que consiste en abrazar al sujeto con los dos brazos y presionar sobre el abdomen hacia el estomago, justo por encima del ombligo, con una mano cerrada y la otra recubriendo la primera.

Si la persona pierde el conocimiento como consecuencia de la obstrucción se procederá a tumbarle y practicarle el 'boca a boca', seguido de compresiones torácicas.

«En los restaurantes ocurren muchas cosas y hay que saber cómo actuar; no somos conscientes de la cantidad de atragantamientos que se producen en los bares y restaurantes, y creo que de cara a la sociedad esta iniciativa es muy importante», ha asegurado el cocinero y embajador de la campaña, Pedro Larumbe.

Durante los próximos días comenzará la iniciativa en más de 3.000 establecimientos españoles, cifra que se ampliará en los próximos meses. Asimismo, aquellos que participen recibirán un distintivo de «Local Comprometido» para su exposición.

«Para nosotros es vital formar a nuestro personal ante esto y a través de SEMES y Mapfre hemos recibido una serie de cursos; en media hora o cuarenta minutos puede formarse a los trabajadores», ha afirmado el presidente de FACYRE y propietario del restaurante Coque, Mario Sandoval.

Durante el acto han presentado la aplicación móvil de la campaña, cuyo objetivo es que cualquier persona aprenda a realizar de forma adecuada la maniobra Heimlich a través de videos y textos de apoyo elaborados por SEMES.