Cómo eliminar a cientos de avispas con una sencilla trampa casera

Se basa en un defecto de vuelo de estos insectos

Actualizado:

Esta sencilla trampa se basa en un defecto de vuelo de las avispas, tan temidas por algunos, cuando van a iniciar el vuelo. Si alguna vez os habéis fijado, estos insectos comienzan a elevarse en vertical.

Este detalle es aprovechado por Shawn Woods, inventor de esta trampa. Para realizarla lo que se necesita es una tabla, un poco de pollo cocido, un recipiente grande, agua y un poco de jabón para los platos.

La carne se pone boca abajo en la tabla sobre el recipiente y después llena este de agua jabonosa hasta que esta queda a unos pocos centímetros de la carnada. Las avispas llegan atraídas por la carne. Cuando han comido, despegan para alejarse pero tienen tan poco margen vertical que terminan cayendo al agua. El jabón sirve que no logren salir y mueran ahogadas.

La trampa afecta solo a las avispas, ya que las abejas no se sienten atraídas por esta carne.