Aulas de acogida en Vic
Aulas de acogida en Vic - Elena Carreras

Animadversión a lo español: Cataluña fomenta las raíces de los alumnos extranjeros salvo las de los latinos

El programa de lenguas y culturas no fomenta los orígenes del alumnado más numeroso

Barcelona Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El nuevo modelo lingüístico de Cataluña, que perpetúa el catalán como única lengua vehicular en las aulas, refuerza la presencia del inglés y abre la puerta a la entrada en horario lectivo del estudio del árabe, es, según definió en declaraciones a ABC el subdirector general de ESO y Bachillerato del departamento, Josep Vallcorba, «una simple adaptación del modelo actual a la nueva realidad plurilingüe y multicultural de la aulas».

En base a esta premisa, el Govern publicó la pasada semana una resolución por la cual se crea y publicita el Programa de Lenguas y Culturas de Origen del alumnado, una iniciativa dirigida a fomentar esa multiculturalidad mediante acciones de apoyo a las raíces lingüísticas y culturales de los alumnos que recalan en la comunidad procedentes de otros países.

Resolución del Govern

La resolución, publicada el día 20 de noviembre en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC), insta a las escuelas a que incluyan en sus proyectos lingüísticos «las acciones que prevén impulsar y llevar a cabo para poner en valor las lenguas y culturas de origen» de sus alumnos foráneos. La idea no es nueva, desde el curso 2004-2005, el gobierno catalán activó un programa sobre las lenguas y culturas del alumnado extranjero o con raíces familiares en otros países.

Según ha podido comprobar ABC, el programa, vigente hasta hoy, contempla acciones para promocionar hasta nueve lenguas (amazigh, árabe, bengalí, neerlandés, portugués, rumano, ruso, ucraniano y chino) y sus culturas asociadas. Sin embargo, no prevé ninguna actividad dirigida a fomentar las raíces de los alumnos procedentes del centro y sur de América como Colombia, Bolivia, El Salvador, Guatemala, Perú, Ecuador o Argentina; ni tampoco su idioma, que es el español, aunque sea lengua coficial en la comunidad. «A través del Programa de Lenguas y Cultura de Origen se da valor a la diversidad lingüística y cultural de nuestras aulas y se vela por el conocimiento de unas lenguas y unas culturas que están presentes en Cataluña», asegura el departamento en su web, pero no extiende esa sensibilidad a los alumnos de origen latino, pese a ser uno de los colectivos más numerosos entre los estudiantes extranjeros.

El colectivo más presente

Según las estadísticas más recientes que maneja la consejería, correspondientes al curso 2017/2018, los estudiantes centro y suramericanos son, en la primera etapa de Educación Infantil, el grupo foráneo mayoritario de alumnos (1.417, frente a los 1.285 procedentes de países de la UE o los 707 que vienen de Marruecos). En la Educación Primaria (de 6 a 12 años) constituyen el segundo grupo en presencia (11.094, después de los 25.613 de Marruecos), y en la Educación Secundaria Obligatoria son, con diferencia, el grupo de mayor peso (10.776 frente a los 8.714 de Marruecos o los 5.944 de Asia).

Fuentes del departamento que dirige Josep Bargalló, admiten que no hay ninguna iniciativa en su Programa de Lenguas y Culturas de Origen dedicado a estos alumnos, aunque arguyen que «en el curso 2012-2013 el departamento firmó un acuerdo con el Centro Rimasun para enseñar el quechua -familia de idiomas originarios de los Andes centrales que se hablan en varios países de América del Sur, pese a que en la mayoria de esos países la lengua oficial es el español-, aunque la iniciativa no prosperó por falta de profesor cualificado».

Mantienen, asimismo, que a iniciativa de los centros, sí se realizan jornadas gastronómicas y actos en los que se ponen en valor las culturas de estos estudiantes. Las mismas fuentes del departamento avanzan también que «en mayo de 2019 está previsto la celebración de una jornada sobre culturas y lenguas presentes en la escuela, «en la que estarán presentes las culturas ameríndias». Convivencia Cívica de Cataluña (CCC) cree que la «discriminación» a estos alumnos es fruto de la «animadversión del Govern hacia su lengua, que es el español». «Cataluña es la única comunidad donde los inmigrantes hispanoamericanos se sienten menos integrados en la escuela que los inmigrantes de otras lenguas. Es insólito», dice CCC.