Isabel Permuy

El 73% de los «millennials» cree que necesitará formación adicional para avanzar en sus carreras profesionales

El desempleo juvenil sigue siendo uno de los grandes problemas de nuestro país

MadridActualizado:

El informe «Millennials en el mercado laboral 2018», desarrollado por Udemy, la plataforma global de formación para aprender y enseñar en línea, señala que el 73% de los millennials cree que necesitará formación adicional para avanzar en sus carreras profesionales

Nacidos entre 1981 y el año 2000, se les conoce como una de las generaciones más preparadas en cuanto a educación formal se refiere. Sin embargo, los «millennials» han llegado al mercado laboral en un momento de incertidumbre, con una economía global interconectada, cambios tecnológicos vertiginosos y la posibilidad de tener que trabajar durante más años que generaciones anteriores.

Según la directora de Udemy para España e Hispanoamérica, Denisse Halm, «algunos jóvenes concluyen su educación sin haber adquirido las habilidades necesarias para desempeñar el trabajo para el que se han formado, por lo que una mayor convergencia del mundo educativo y laboral es clave para combatir este problema».

Pensamiento pesimista

Seis de cada diez millennials sienten que los empleadores tienen expectativas poco razonables sobre las habilidades y la experiencia que los jóvenes deberían aportar al llegar a un trabajo. El 67% cree que hay una brecha entre lo que son capaces de hacer y lo que los empleadores esperan que estén capacitados para realizar.

«Una posible causa del desempleo juvenil-indica Halm- tiene que ver con el desajuste entre las habilidades que tienen al graduarse de sus estudios y las que piden los empleadores». Un ejemplo de modelo a seguir podría ser la formación profesional dual alemana, en el que se produce una buena conexión entre los jóvenes que se forman y la demanda real del mercado laboral.

Cifras alarmantes

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) afirma que los jóvenes menores de 25 años cuentan con menos probabilidades de trabajar que los adultos, situándose la tasa mundial de desempleo juvenil en un alarmante 13%, cifra que supera el 33% en España.

De esta forma, en medio de un debate general sobre la automatización provocada por la actual revolución digital del empleo, tanto el paro juvenil como la precariedad a la que están expuestas las nuevas generaciones resultan preocupantes.