El virus de los bebés, la causa más recurrente de bronquiolitis en menores de 3 años

Los prematuros tardíos presentan una mayor gravedad de las infecciones por este virus, con mayor duración de la estancia hospitalaria y mayor porcentaje de ingreso en UCI.

Actualizado:

Este año la reunión anual de la Sociedad Española de Neumología Pediátrica (SENP) ha dedicado uno de sus simposios a las infecciones respiratorias agudas por virus respiratorio sincitial (VRS) o ‘virús de los bebés’, el causante del 80% de los casos de bronquiolitis.

En España anualmente casi el 60% de los niños han desarrollado la infección al año de edad, y casi el 80% a los 2 años. Entre el 0,5% y el 2% de los afectados son hospitalizados, aunque este porcentaje alcanza el 13% en los grupos de alto riesgo como los niños con cardiopatías congénitas, enfermedad pulmonar crónica o prematuros (nacidos antes de la semana 37 de gestación), llegando a ingresar en las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) hasta un 20% de los prematuros entre las 33-35 semanas de edad gestacional.

«No existe una vacuna eficaz para prevenir esta infección y, aunque las tasas de mortalidad por la misma se acercan a cero, el número de niños de riesgo que deben ingresar en los hospitales es importante», afirma el doctor Manuel Sánchez-Solís, presidente de la SENP.

Dentro del grupo de los bebés prematuros existe un grupo mayoritario de niños denominados ‘prematuros moderados y tardíos’, nacidos entre las semanas 32 y 33, y 34 y 36 de gestación, respectivamente. De acuerdo con el doctor Antonio Moreno, jefe de la Unidad de Neumología Pediátrica y Fibrosis Quística del Hospital Universitario Vall d'Hebron de Barcelona, estos niños tienen una función respiratoria peor que la de los niños nacidos a término y, por tanto, necesitan una evaluación y control durante el período neonatal y la primera infancia. «Pueden presentar un trastorno del desarrollo pulmonar que les puede suponer una mayor susceptibilidad a las infecciones por virus respiratorios y una mayor frecuencia de problemas respiratorios como bronquitis recurrentes los primeros años de vida».

Medidas preventivas

Los expertos recomiendan a los cuidadores de bebés menores de dos años que establezcan una serie de medidas higiénicas y de carácter preventivo de acuerdo con la Guía de Práctica Clínica sobre Bronquiolitis Aguda del Ministerio de Sanidad.

Este tipo de medidas consisten en el lavado de manos frecuente así como de los objetos que puedan estar en contacto con el bebé, extremar la limpieza de las superficies donde haya podido estar una persona que padecía la enfermedad, evitar el contacto físico con familiares enfermos, utilizar pañuelos desechables, evitar los ambientes cerrados y muy cargados o exponer a los bebés al humo del tabaco.

Cuando se trata de bebés pertenecientes a grupos de riesgo, existe un tratamiento farmacológico de uso hospitalario, la inmunoprofilaxis con anticuerpos monoclonales, que debe ser administrada mensualmente de octubre a marzo.