Contaminación en la Ría de Pontevedra
Contaminación en la Ría de Pontevedra - óscar corral
medio ambiente

El Gobierno permite mayores niveles de contaminación por sulfuro de carbono

Los ecologistas alertan de que la exposición continuada puede provocar daños crónicos en niños y ancianos

Actualizado:

Desde hoy, los límites permitidos en España para las concentraciones medias de sulfuro de carbono -presente fundamentalmente en la fabricación de viscosa y celofán- serán siete veces superiores a los marcados en 2011, cuando se adaptó nuestro ordenamiento jurídico a la directiva europea sobre mejora de calidad del aire.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una exposición a niveles elevados de esta sustancia (cuyas mayores concentraciones se localizan cerca de complejos industriales) puede provocar alteraciones en el sistema nervioso, riesgo cardiovascular por alteración de la presión sanguínea o daños en la visión. Y, para evitarlos, la OMS recomendaba no superar los 100 microgramos por metro cúbico en 24 horas.

En nuestro país, la norma de 2011 establecía para este compuesto una concentración de 10 microgramos por metro cúbico, muy por debajo de lo recomendado por la OMS, por lo que el Gobierno decidió en el Consejo de Ministros de este pasado 1 de agosto modificar el Real Decreto. Tras recibir «informes favorables del Ministerio de Sanidad y del Consejo de Estado», se fijó el límite en 70 microgramos por metro cúbico en 24 horas.

Pese a esos avales, Ecologistas en Acción ha tachado la modificación que hoy entra en vigor -informa Servimedia- de «falta de rigor» e «interesada». Según esta organización, la norma obedecería a un intento de facilitar la viabilidad de una empresa cántabra, Sniace, dedicada a la fabricación de viscosa y celulosa, declarada en concurso voluntario desde octubre de 2013 y con varios expedientes de regulación de empleo en marcha.

Más exigentes que la OMS

Tanto la propia compañía como el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, pidieron hace un año al Gobierno revisar la limitación de esos niveles de emisión que estaban muy por encima de las recomendaciones internacionales y que habían provocado que Sniace acumulase varias denuncias por superarlos. El intento de no empeorar la situación de una empresa de la que dependen directamente más de 1.000 trabajadores en Torrelavega, no ha convencido a Ecologistas en Acción, que considera la decisión un error, aunque deje los límites por debajo de los marcados por la OMS.

Para los ecologistas, si bien las concentraciones permitidas en 24 horas no implican riesgo inmediato, «la exposición continuada deriva en males crónicos que afectan especialmente a niños y ancianos».