País Vasco y Asturias, en contra de implantar grados de tres años
El Ministro de Educacion, Jose Ignacio Wert (i) con Juan Jose Mateos Otero (d) consejero de Educación de Castilla y León, durante la Conferencia Sectorial de Política Universitaria, esta tarde en el Ministerio de Educación - efe
reforma universitaria

País Vasco y Asturias, en contra de implantar grados de tres años

Wert no descarta incorporar «más adelante» a la reforma universitaria cuestiones como la gobernanza y la financiación

Actualizado:

País Vasco y el Principado de Asturias no están de acuerdo con el real decreto que permitirá a las universidades ofrecer grados de tres años (180 créditos). Así lo manifestó este jueves el ministro de Educación, José Ignacio Wert, al término de la reunión con los responsables de educación y universidades de las comunidades autónomas para analizar la reforma universitaria.

«Ha habido algunas discrepancias de fondo en el caso de los estudios de grado en el que dos comunidades autónomas han planteado su oposición: Asturias y País Vasco. Con el resto de los reales decretos ha habido alguna diferencia, pero no ha habido oposición por parte de las comunidades autónomas», señaló Wert, quien no descartó incorporar "más adelante" en su reforma universitaria temas como la gobernanza y la financiación. "Estamos en un proceso abierto y no excluimos tratar estas cuestiones", indicó.

Mayor coste para los alumnos

Entre los argumentos que esgrimen las comunidades que se oponen a la implantación de grados de tres años está el mayor coste que supondrá para los alumnos y el peligro de que convivan dos sistemas (grados de cuatro con master de uno y grados de tres con máster de dos años).

En este sentido, la directora general de Universidades e Investigación del Principado de Asturias, Miriam Cueto, califció de "precipitado" el que Educación plantee la posibilidad de un cambio en las titulaciones universitarias porque el sistema necesita, en su opinión, "más tiempo" para evaluar cuáles son los resultados de los actuales grados de cuatro años antes de cambiarlos a tres..

"El sistema no debe tener los dos modelos coexistiendo -grados de 4 y 3- sino que hay que optar por un modelo", hay que esperar a que se evalúen los grados y después tomar decisiones al respecto sobre si hay que "corregir" alguna cuestión, indicó.

El consejero de Educación de Castilla y León, Juan José Mateos, en cambio, consideró "positiva" este real decreto que permite ofertar grados más cortos. Una posición que también saludó Cataluña. "Es una decisión que llega diez años tarde porque siempre hemos defendido que debíamos tener un sistema de grados de tres años y máster de dos años. Este real decreto es un avance en la autonomía de las universidades", indicó el secretario de Investigación y Universidades, Antoni Castellá, quien adelantó que "en 2015 habrá en Cataluña grados de tres años".