El frente polar llegará hasta el «profundo sur» de EE.UU.
Un ciudadano de Minneapolis, Minessota, se protege de la ola de frío polar - reuters
clima

El frente polar llegará hasta el «profundo sur» de EE.UU.

En el norte del país ya se han registrado temperaturas de 27 grados bajo cero

a. c.
Actualizado:

Estados Unidos sufre ya una de las olas de frío más intensas de las últimas décadas a causa de la entrada de un frente frío ártico que ha hecho desplomarse los termómetros. Desde ayer, un vórtice polar está trayendo fuertes vientos y mucho frío a todo el norte y centro del país.

Cuando la tormenta « Hércules» -que sacudió la costa este la pasada semana y causó la muerte de 16 personas- apenas acaba de irse, casi la mitad de Estados Unidos se abriga para una ola polar que va a dejar temperaturas bajo cero históricas. Por ello, el Servicio Nacional de Meteorología ha advertido de que en algunas zonas los vientos provocarán un frío «amenazador para la vida» porque la sensación térmica podría ser de 60 grados bajo cero. De momento, en el nordeste de Montana ya se han registrado temperaturas de 27 grados bajo cero con sensación térmica -por el viento- de 42 grados bajo cero.

El frío es tan intenso que las autoridades de Missouri, según informaba la cadena « Fox», han advertido a los conductores de que la sal echada sobre las carreteras «no será muy efectiva» y en Minessota hoy permanecerán cerradas -por primera vez en 17 años- todas las escuelas del estado, medida que estaban estudiando aplicar también las ciudades de Wisconsin y Milwaukee.

En Nueva York, el aeropuerto internacional John F. Kennedy tuvo que ser cerrado temporalmente después de que un avión de la compañía Delta procedente de Toronto patinara durante el rodaje y se empotrase, sin mayores consecuencias. contra un banco de nieve. Incluso en el «profundo sur», los termómetros estarán en la frontera de los cero grados y los agricultores han mostrado ya su preocupación por el efecto que pueda tener en sus plantaciones el sufrir temperaturas, explicaba la CNN, más bajas que las de Anchorage, en Alaska.

Ante este panorama, los medios de comunicación advierten a la población, a través de médicos y autoridades sanitarias, de los peligros de las congelaciones y la hipotermia, e insisten en la necesidad de llevar ropa de abrigo adecuada y no dejar ninguna zona de la piel expuesta a las gélidas temperaturas.

Más lluvias en el Reino Unido

Al otro lado del Atlántico, en el Reino Unido, la situación no es mucho mejor. Aunque en el caso de los británicos el problema es el agua que no ha dejado de caer durante semanas, algo que no se había vivido desde 1991.

La saturación del terreno y la constante crecida de los ríos ha provocado el desalojo de centenares de viviendas y obligado a mantener las barreras del Támesis cerradas para evitarinundaciones en Londres. Pero son las áreas costeras de la mitad sur de Inglaterra las que afrontan un riesgo mayor, pues a la combinación de mareas inusualmente altas, informa Efe, se ha sumado la llegada de una nueva borrasca desde el Atlántico. Además, los Servicios de Rescate continúan buscando a un joven de 18 años desaparecido cuando se acercó a la costa a sacar fotos del temporal.