Casillas y De Gea, en la selección
Casillas y De Gea, en la selección - abc
real madrid

El Real Madrid espera una oferta por Casillas

Íker tiene propuestas de Fenerbahce, Inter, Roma y la Premier, pero no ha dicho al club que quiera irse. Si se va tendrá carta de libertad

Actualizado:

Casillas afirmaba hace un mes que deseaba quedarse en el Real Madrid y no había recibido ofertas. Precisó además que, si un día se marcha, será a un equipo extranjero. Nunca querría enfrentarse a su club tras militar toda la vida en él. Íker no tenía propuestas porque sencillamente no se había puesto en el mercado. Desde que la entidad le expuso en mayo que intentaba fichar a David de Gea, su reflexión le hizo cambiar de postura. Abrió su puerta para escuchar proposiciones. Y las ofertas han llegado. El Fenerbahce turco le paga más de los seis millones netos anuales que percibe en la casa blanca. La Premier, el Inter y la Roma son otras opciones. El Real Madrid espera una oferta por el capitán. Si Casillas la presenta y manifiesta que desea irse, la entidad le dará la carta de libertad. Dejará sin efecto su cláusula de rescisión, que asciende a 150 millones de euros.

Benítez habló con Casillas y Sergio Ramos, los dos primeros capitanes de la plantilla, nada más firmar por tres temporadas como nuevo entrenador del Real Madrid.

Benítez fue sincero con el guardameta madrileño, que posee contrato hasta junio de 2017. Expuso a Íker que cuenta con él. También argumentó que el club espera conseguir el traspaso de David de Gea y que la competencia será ardua en la portería madridista. El nuevo responsable del equipo advirtió al primer capitán que, de confirmarse la llegada del cancerbero del Manchester United, Casillas lucharía en igualdad de condiciones con el nuevo fichaje y con Keylor Navas. Benítez no acepta titularidades planificadas.

Expuesta su premisa, el entrenador adujo que a él no le importaría contar con tres porteros internacionales para un puesto, pero que lo inteligente sería que uno se buscara otro equipo, porque son tres guardametas de alto nivel y es muy duro, para el futbolista y para el entrenador, ver cómo uno se queda fuera, sin vestirse.

Íker, ahora sí escucha ofertas. El Real Madrid también habló con franqueza con el capitán. Le dijo en el mes de mayo que contaba con él, pero que se trabajaba en la adquisición de David de Gea para conseguir un portero para una década. Casillas tiene 34 años y hay que pensar en el futuro.

La partida de ajedrez tiene las piezas colocadas y el reloj se ha puesto a andar porque el mito de la selección y del Real Madrid ahora sí escucha ofertas.

La casa blanca nunca le dirá a Íker que desea que se marche. Nunca lo hará con nadie que tenga contrato en vigor. Será el futbolista quien deberá acudir a la entidad para expresar su deseo de marcharse, tenga oferta o no. Si se produce esa petición, el Real Madrid ya le dijo desde el año pasado que tendría la carta de libertad para que logre un «contrato de fin de carrera». El club asegura que no pagará dinero para que el capitán deje el equipo.

Hay un capítulo extradeportivo muy importante en esta situación. David de Gea espera solucionar su traspaso pronto y no desea encontrarse el ambiente enrarecido que rodeó a Casillas y Diego López durante un año y medio que se hizo insoportable para ambos. Una tensión que les afectó futbolística y personalmente. Una presión que influyó en sus familias.

El Real Madrid también quiere evitar la guerra mediática entre Casillas y De Gea. Hay que hablar claro. Para la entidad sería más sencillo que Íker se marchara y quedarse con David y Keylor. Pero el capitán tiene todo el derecho a continuar. Y en el Real Madrid no se está para tomar decisiones fáciles. El despido de Ancelotti es el último ejemplo. Ahora, todo depende ya de Casillas. Él decide si su etapa en el Real Madrid se acaba o no.

Esa es la primera de las tres grandes claves: Solo él decide si se va.Todo se encuentra a expensas de la posición que el capitán, y solo el capitán, tome respecto a su futuro. El Real Madrid nunca la presionará para irse. Es su casa de toda la vida. Si el portero expone su deseo de marcharse, el club le abrirá las puertas y le concederá la carta de libertad.

Si decide marcharse, hacerlo a una Liga fuerte. Casillas ya piensa en las propuestas recibidas. El Fenerbahce es quien más paga, pero Turquía no le convence. Si toma la determinación de marcharse, prefiere un campeonato de primer nivel. El Inter o la Roma, Italia, le gusta más.

Sara Carbonero y Martín Casillas Carbonero. Una de las razones de quedarse era la familia. Deberá convencer a Sara Carbonero para irse, junto a su hijo Martín, a vivir a otro país.