Es Noticia
TVEO

Lo de Roseanne

La actriz ha sido tan torpe como para escribir un tuit racista siendo negra la presidenta de Disney

Roseanne Barr
Roseanne Barr - REUTERS
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Roseanne Barr es una bocazas. Pero también una irresponsable. Ann Coulter y Milo Yiannopoulos pueden insultar a quien quieran y reírse de quien quieran. Negros, gordos o votantes de los demócratas. Tienen su público y no perjudican a nadie haciendo lo que para algunos es el payaso. Roseanne Barr, después de que la ABC cancelara su serie, ha pedido perdón a cientos de personas concretas. A los «maravillosos escritores (todos liberales)» y a los talentosos actores que han perdido su trabajo gracias a su "estúpido tuit". Y ha echado la culpa a las pastillas para dormir (eran las dos de la madrugada cuando tuiteó). También se disculpó con la propia Valerie Jarrett, ex asesora de Obama nacida en Irán, de la que escribió que era el resultado de un hijo entre los Hermanos Musulmanes y «El planeta de los simios». Con una negra como presidenta de Disney.

Se armó una buena, pero ese era sólo el último tuit de muchos otros no aceptables en el ultracorrecto mundo de colorines de hoy (incluido llamar nazis a los supervivientes adolescentes de Parkland; está claro que no nos puede caer mal David Hogg). Cancelada la serie por la ABC pese a su éxito, cancelada la campaña por el Emmy, canceladas las reposiciones de la serie original por Viacom en sus cadenas de cable. En la tele americana estaba cubierta la izquierda con "The good fight" y la derecha con "Roseanne". En la primera van a por Diane Lockart por ir su despacho contra Trump. Esto es ficción. En la realidad, hay quien sostiene que la caída de Roseanne Barr tiene que ver con su apoyo a Trump. A ver si nos aclaramos.