Clientes de El Cantábrico ante dos de las especialidades de la casa: gambas y boquerones en vinagre
Clientes de El Cantábrico ante dos de las especialidades de la casa: gambas y boquerones en vinagre - ISABEL PERMUY
Alrededor de una barra

El Cantábrico, ejemplo de marisquería popular

No hace falta darse al marisco: los boquerones en vinagre son de los mejores que se pueden tomar en Madrid

MADRIDActualizado:

El Cantábrico es un excelente ejemplo de lo que podemos llamar una marisquería popular. Lleva más de sesenta años ofreciendo en sus antiguos mostradores de cinc todos los productos del mar, especialmente gambas, que consumen en grandes cantidades los numerosos clientes que frecuentan el local a la hora del aperitivo y que se pagan a precios asequibles.

Pero también desde unos modestos bígaros hasta un buen bogavante, pasando por quisquillas, almejas, nécoras, percebes y otras varias tentaciones marinas. Aunque no hace falta darse al marisco: los boquerones en vinagre son de los mejores que se pueden tomar en Madrid, perfectamente acompañados por unas buenas patatas fritas. Y para beber, unas cañas de cerveza bien tiradas.