EE.UU. sospecha que Corea del Norte contrató a piratas «mercenarios» para atacar a Sony Pictures

Sostiene que el régimen de Kim Jong-un no cuenta con capacidad para una acción tan sofisticada

Actualizado:

Investigadores estadounidenses creen que Corea del Norte habría contratado a piratas informáticos extranjeros para que le ayudaran con el ataque llevado a cabo contra Sony Pictures el mes pasado, según ha señalado el lunes un funcionario cercano a la investigación.

Los investigadores estadounidenses están examinando la posibilidad de que Pyongyang haya "subcontratado" parte de las tareas informáticas, ya que "carece de las capacidades para llevar adelante algunos elementos de la sofisticada campaña", según añade el funcionario, que no ha sido autorizado para hablar públicamente sobre el asunto.

El ataque contra Sony Pictures es considerado el más dañino contra una empresa en territorio estadounidense, porque los 'hackers' no solo robaron una gran cantidad de información, sino porque borraron discos duros e inhabilitaron la red del estudio cinematográfico durante más de una semana.

Pyongyang, responsable

Si bien se investiga si Corea del Norte reclutó a contratistas extranjeros, el FBI mantiene su declaración previa de que Pyongyang fue el autor principal del ataque contra Sony Corp.

"El FBI ha llegado a la conclusión de que el Gobierno de Corea del Norte es responsable por el hurto y destrucción de información de la red de Sony Pictures Entertainment", dijo la Oficina Federal de Investigación en un comunicado al que ha tenido acceso la agencia Reuters.

"No hay información creíble que indique que otra persona es responsable por este ciber incidente", añadió el FBI. Sin embargo, Corea del Norte sigue negando estar detrás del ataque.

Las personas que se atribuyeron responsabilidad por el ataque dijeron en publicaciones en Internet que estaban indignadas por la película 'The Interview' ("La entrevista"), una comedia del estudio en la que se representa el asesinato ficticio del líder de Corea del Norte, Kim Jong Un