Doñana, la anchoveta peruana y las aves del mundo
De izquierda a derecha: Patricia Magluf (CSA), Francisco González (BBVA), Pedro Calderón (WWF) y Josep del Hoyo - EFE

Doñana, la anchoveta peruana y las aves del mundo

La Fundación BBVA ha entregado sus premios Conservación de la Biodiversidad a WWF España, a la Universidad Cayetano Heredia y al naturalista Josep del Hoyo

Actualizado:

«Trabajamos por un futuro mejor para las personas y ese futuro no tiene sentido de espaldas al medio ambiente», declaró Francisco González durante la ceremonia de entrega de los premios Conservación de la Biodiversidad de la Fundación BBVA, dotados con 580.000 euros repartidos en tres categorías, en su sede madrileña.

WWF España recibió ayer el galardón a la Conservación de la Biodiversidad en España, por la «trascendencia de sus actuaciones innovadoras» y en especial el seguimiento de la extracción de aguas subterráneas en el parque de Doñana, la implantación de la certificación forestal sostenible y su proyecto de crear un santuario del atún rojo en el Mediterráneo.

Según Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España, el desarrollo tecnológico y social debe tener en cuenta los límites del planeta. «Los recursos son naturales, pero finitos» y su descuido contribuye «al empobrecimiento económico y a la pérdida de calidad de vida», advirtió.

Fundada en 1968 como Asociación para la Defensa de la Naturaleza (ADENA), WWF España cuenta hoy con 32.000 socios.

Latinoamérica

En Latinoamérica, el premio ha sido para el Centro para la Sostenibilidad Ambiental de la Universidad «Cayetano Heredia» de Lima (Perú), por su reivindicación para la formación de la mesa de la anchoveta (Engraulis ringens), tradicional materia prima para harinas y aceites de pescado usada antaño.

Su promotora, Patricia Majluf, destacó que, mientras casi el 30% de los niños de Perú están malnutridos, el país «reduce» y exporta millones de toneladas de anchovetas cada año, cerca del 10% de las capturas mundiales.

La «Cayetano Heredia» abordó este «problema ambiental y desperdicio ilógico» para desviar el alimento de «cerdos, pollos y salmones» (a través de los derivados de la anchoveta) y favorecer su consumo directo.

«No sólo se está transformando a la pesquería más grande del mundo hacia un uso más sostenible y equitativo del recurso, sino que en el Perú el mundo se reconoce ahora el rol ecológico crítico de la anchoveta y se valora su protección», recalcó.

Divulgación

El reconocimiento en la categoría de Divulgación fue para el naturalista, ornitólogo y médico de formación Josep del Hoyo, por impulsar la edición del «Libro de todas las aves del mundo», el prestigioso «Handbook of the Byrds of the World», que con 16 volúmenes reseña cada especímen alado conocido en el planeta.

Del Hoyo, autodidacta, agradeció el premio a los más de 25.000 clientes de más de 160 países que consultan sus libros, «sin los cuales la obra no habría tenido una cierta trascendencia».

Sobre su papel en la conservación de la biodiversidad, como aficionado y amante apasionado, reconoció que aunque ahora las personas son más concientes que en otras épocas de su importancia, «paradójica y tristemente», la destrucción y las extinciones no se han reducido.

Como ejemplo cito la revisión este año en el Parlamento de Brasil de la ley sobre protección de la selva amazónica, para «relajarla».

«Todos sabemos que es vital para el planeta. Y aunque también se dan pasos positivos, Gobiernos de muchos otros lugares toman medidas similares. Y esto, en tiempos de crisis, se agrava, pues todo se justifica. Y aunque las crisis pasan, la destrucción de la naturaleza es, casi siempre, irreversible», apuntó.