Una hembra de rinoceronte con su cría
Una hembra de rinoceronte con su cría - WWF

¿Por qué matar a un rinoceronte cuando puedes morderte las uñas?

Richard Branson participa en una campaña que trata de desmitificar la efectividad de la medicina tradicional asiática

Actualizado:

«En 2014, más de 1.200 rinocerontes fueron abatidos por sus cuernos en Sudáfrica. La primera estimación para 2015 no parece mucho más halagüeña», explica Richard Branson en una nota que puede leerse en la web de la organización Wild Aid.

El empresario británico, fundador de la compañía Virgin, se ha sumado a una campaña para llamar la atención sobre la amenaza que el furtivismo supone para la supervivencia de la especie. Junto a él participan un grupo de celebridades chinas, dado que China y Vietnam son los principales mercados hacia los que viajan los cuernos de rinoceronte que cercenan los grupos criminales a los ejemplares que matan en distintos países africanos.

Cartel de la campaña
Cartel de la campaña- WILD AID

La solución, enuncia Branson, pasa por el trabajo en equipo: una mejor gobernanza, un mayor fortalecimiento del poder y los medios de que disponen los rangers en los parques nacionales que albergan rinocerontes, el endurecimiento de la legislación medioambiental, la colaboración internacional y el descenso de la demanda. «Para evitar que los asesinatos continúen es necesario detener las ventas», escribe el empresario. Y para ello, se lleva las manos a la boca. Para decirle a los potenciales compradores de productos basados en cuerno de rinoceronte lo siguiente: «Queratina. Eso es todo. No es diferente o más medicinal que morderse las uñas. Entonces, por qué acabar con una de las especies más grandes del planeta por ninguna razón», subraya Branson en el vídeo que se está difundiendo por la red.

El cuerno de rinoceronte no solo se emplea en medicina tradicional, sino también para señalar estatus social (se ha popularizado entre la naciente clase media y alta de Vietnam y China) y como droga.