La petrolera anglo-holandesa considera «inseguro» comprometer los recursos necesarios para explorar en 2014 y que tanto retraso lastra la «creación de empleo»
La petrolera anglo-holandesa considera «inseguro» comprometer los recursos necesarios para explorar en 2014 y que tanto retraso lastra la «creación de empleo» - ABC
ÁRTICO

Shell paraliza hasta 2015 sus planes de perforar en las aguas de Alaska

Tras fallar una corte federal estadounidense que «el Gobierno no había valorado de manera adecuada los riesgos medioambientales que entrañaban tales operaciones»

Actualizado:

La petrolera anglo-holandesa Royal Dutch Shell, la mayor de Europa, ha pospuesto durante otro año sus planes de perforar en las aguas del Ártico, en Alaska, tras un polémico fallo de una corte federal estadounidense que consideró que el Gobierno no había valorado de manera adecuada los riesgos medioambientales que entrañaban tales operaciones y por ello paralizó el multimillonario proyecto.

«La falta de un camino claro hacia adelante y una línea de tiempo en la que basarnos hace imposible comprometer los recursos necesarios para explorar con seguridad en 2014», ha indicado el portavoz de Shell Curtis Smith.

La decisión, por otra parte, ha sido celebrada por las ONG que llevaron a la empresa y al Gobierno de Estados Unidos a los tribunales. En concreto, el Fondo Mundial para la Naturaleza ha afirmado que la perforación en alta mar en el Ártico «está plagada de peligros que desafían el desarrollo económico racional».

«La decisión de Shell significa que las comunidades de Alaska y la fauna serán capaces de vivir un año más sin la amenaza adicional de los vertidos», ha añadido WWF.

La petrolera anglo-holandesa ha manifestado sentirse «frustrada» por los obstáculos que se está encontrando desde que comenzaran los trabajos previos a la exploración en el verano de 2012. «Esto está retrasando el potencial de creación de decenas de miles de puestos de trabajo y miles de millones de dólares en ingresos fiscales», ha matizado el portavoz de Shell.