Todo lo que debes saber para viajar en coche por Europa sin sobresaltos

Conocer las condiciones del seguro y las normas de tráfico para evitar multas puede resultar de gran ayuda

MadridActualizado:

Quienes se desplazan habitualmente por las carreteras del continende conocen y reconocen las señales y normativas en cada uno de sus estados, porque la legislación comunitaria marca unas reglas de tráfico similares en todos los países, lo que no impide que cada uno de ellos adapte las normas a su propia regulación. No sucede lo mismo si hemos decidido pasar unas vacaciones recorriendo el viejo continente en coche. En este caso conviene hacer un repaso a las normas de circulación y límites de velocidad. Además, por si sucede algún percance o tenemos una avería, conviene tepasar previamente las condiciones de nuestro seguro y servicio de asisntencia en carretera.

Las autovías europeas no son muy diferentes a las españolas, y en la mayoría de ellas el límite de velocidad establecido es de 120 km/h. Sin embargo, hay países como Chipre o Suecia, donde si el cuentakilómetros alcanza esa cifra el conductor se arriesga a recibir una multa, pues el límite en sus autovías va de de 100 a 110 km/h. En cambio, si te adelantan en Bulgaria o Austria no es que los conductores se salten el reglamento, ya que la velocidad máxima permitida llega a 130. [ Pincha aquí para saber todos los límites de velocidad vigentes en Europa].

Según los expertos de Pyramid Consulting, cualquier ciudadano español al que le sea impuesta una multa en el extranjero recibirá esa sanción en su domicilio. Las autoridades del país visitado podrán ponerse en contacto con la DGT, obteniendo los datos del Registro de Vehículos Español. En la sanción se especificarán las condiciones, plazos y cuantía de la multa uqe tendrá que pagar de acuerdo a la ley de la administración que impone la sanción.

En algunos países como Eslovaquia, Hungría, República Checa y Rumania la mínima ingesta de bebidas alcohólicas es sinónimo de multa pues la tolerancia es cero. En casi toda la UE el límite permitido es de 0,5 g/l, aunque en Reino Unido son algo más permisivos y el máximo asciende a 0,8 g/l, mientras que en Estonia, Noruega, Polonia y Suecia se reduce a 0,2 g/l. En todo caso, y a riesgo de ser pesados, nuestra recomendación es «cero alcohol al volante».

Normas e infracciones

La sugerencia de conducir con las luces de cruce encendidas durante el día se convierte en obligación en el norte de Europa, donde las horas con luz natural son más reducidas buena parte del año. En cuanto a la conducción por el carril izquierdo, además de Reino Unido afecta también a Chipre, Irlanda y Malta. Otros elementos obligatorios que hay que llevar en el coche según qué país visitemos, los triángulos de emergencia y el chaleco reflectante son obligatorios, al igual que en España, en la mayoría de países europeos. En Alemania el kit reglamentario es más completo, e incluye un pequeño botiquín a bordo como los que se pueden adquirir en cualquier farmacia o centro comercial.

Si tienes algún tipo de percance y necesitas asistencia en carretera fuera de España, tu seguro será el encargado de dártela. La mayoría ofrece cobertura internacional, pero conviene asegurarse de ello antes de iniciar la aventura. Se pueden contratar seguros adicionales de viaje, que garantizan una mayor cobertura.

En caso de sufrir un accidente dentro de la Unión Europea, Croacia, Islandia, Noruega, Suiza, Liechtenstein y Andorra, todas las pólizas emitidas en estos países se acogen al Convenio Multilateral de Garantía, por el que se garantiza la cobertura mínima de seguro requerida por ley. Si el accidente ha sido causado por el vehículo extranjero, debes acudir al Consorcio de Compensación de Seguro, donde te notificarán quién es el representante de la aseguradora del causante en España.