INTERACTIVO

Localiza las gasolineras más baratas para la segunda fase de la Operación Salida

Llenar un depósito medio de gasolina cuesta esta semana más de 72 euros y hacerlo con gasóleo unos 66 euros

MADRIDActualizado:

La segunda fase de la Operación Salida del Verano 2019 llega con un encarecimiento de los precios de los carburantes, por lo que realizar una selección cuidadosa de la estación de servicio puede suponer un ahorr de unos 20 céntimos por litro.

Si se consultan los precios entre las diferentes gasolineras antes de llenar el depósito al parar al repostar servirá para comenzar las vacaciones sin que se resienta demasiado el bolsillo.

Para consultar los precios y localizar las gasolinas más baratas puedes [PINCHAR AQUÍ] y acceder al mapa interactivo.

El litro de gasolina se ha encarecido un 0,7 % en las últimas tres semanas, mientras que el gasóleo ha subido de media un 0,4 % hasta venderse a un precio orientativo de 1,321 €/litro de gasolina y 1,21 €/litro de gasóleo, según los datos del Boletín Petrolero de la UE.

Con estos datos, llenar un depósito medio de gasolina cuesta esta semana más de 72 euros y hacerlo con gasóleo 66 euros.

Ambos carburantes se ha encarecido desde comienzos de año un 12 % y un 7 %, respectivamente, mientras que con respecto a la misma semana de 2018 se anotan una caída del entorno del 0,3 % y del 1,5 %.

Tanto la gasolina como el gasóleo marcaron su récord la semana del 3 de septiembre de 2012, cuando se situaron en 1,522 y 1,445 euros, respectivamente, según datos recogifosd por EFE.

En cuanto a la media en Europa, la gasolina sin plomo de 95 octanos se vende a una media de 1,44 euros por litro en la UE-28 y en la zona del euro se paga a 1,5 euros el litro, mientras el precio del gasóleo de automoción es de 1,32 en la UE-28 y en la eurozona.

Además de localizar los precios más baratos, para que las rutas vacacionales resulten más econímicas se recomienda evitar l as horas de máxima afluencia de vehículos, utilizar el control de crucero del vehículo, no dar acelerones o frenazos bruscos, no abusar de marchas cortas y realizar cambios de marcha rápidos, ya que esto ayuda a que el vehículo no pierda mucha velocidad en el proceso y, por lo tanto, a que consuma menos combustible. Asimismo, la aerodinámica del coche empeora con las ventanas abiertas o equipaje en la baca, por lo que conviene usar el aire acondicionado en todo momento.