Porsche 911 992: así es la octava generación

Gana 30CV, hasta los 450CV, incorpora un modo Porsche Wet para carreteras mojadas y estrena inteligencia artificial, además de una calculadora de impacto ambiental

Los ÁngelesActualizado:

Ferry Porsche quería un coche a la altura de sus sueños. Como no lo consiguió, decidió fabricárselo él mismo. La anécdota dio origen a Porsche, hoy el principal fabricante de vehículos deportivos del mundo, que recuerda con orgullo como su lema extraoficial supuso el nacimiento del mítico 356.

Setenta años después, su descendiente directo, el coupé 911, celebra la llegada de su octava generación, cuya presentación en el Salón de Los Ángeles cierra un año de homenajes para conmemorar la efeméride. La versión 992, que sustituye a la 991, sigue la filosofía de la saga: un coche deportivo que poder usar en el día a día, y mantiene como obligación intergeneracional el brioso motor Bóxer turboalimentado de seis cilindros de disposición trasera, aunque afinado por los ingenieros de Stuttgart para rendir 30CV más que la generación precedente.

En total, las versiones S ofrecerán 450CV, con una aceleración de 0 a 100 en solo 3,6 segundos y una punta de 306 kilómetros por hora (Carrera 4S). La potencia será gestionada mediante una transmisión automática de doble embrague y ocho marchas que Porsche describe como “evolucionada”.

Para minimizar el impacto sobre el consumo y las emisiones del incremento de potencia, Porsche ha actualizado el proceso de inyección. También ha rediseñado los turbocompresores y el sistema de refrigeración de la sobrealimentación. Además, un calculador de emisiones llamado Porsche Impact estimará la huella de carbono de los desplazamientos y ofrecerá al propietario la posibilidad de contribuir en proyectos sostenibles que permitan compensarla.

Estéticamente, la apariencia exterior gana músculo gracias fundamentalmente a unos amplios pasos de rueda, que alojarán llantas de 20 pulgadas en el eje delantero y de 21 en el trasero. También destaca el nuevo diseño de los faros y la caída del capó, con cierto toque retro. Un spoiler trasero y unas luces unificadas mediante una tira permiten identificar la zaga del nuevo modelo. En el interior, totalmente rediseñado, lo más llamativo es la pantalla central de 10,9 pulgadas y la doble pantalla sin marco a ambos lados del cuadro de instrumentación, inspirado en los modelos de los años 70.

El 992, que ya está disponible para pedidos en España, estrena también un innovador asistente para conducir sobre firmes mojados, denominado Porsche Wet (que detecta si hay agua sobre el asfalto y adapta en consecuencia los sistemas de a bordo). Incorporará también un visor nocturno con cámara térmica, similar al que ya emplea el SUV Cayenne, un control de crucero adaptativo opcional y un Asistente de Emergencia.

También promete un gran avance en materia de infoentretenimiento, al incorporar inteligencia artificial. Será la que permitirá impulsar tanto el calculador de emisiones mencionado como el asistente virtual Porsche 360+ y la aplicación Porsche Road Trip, que ayuda a planificar las rutas.