Más ITV supondrían más beneficios para el consumidor
Para Anfac, conforme al estudio de la CNMC, más ITV suponen más beneficios para el consumidor.

Más ITV supondrían más beneficios para el consumidor

La Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), a favor del estudio de ITV presentado por la CNMC. En su opinión, las recomendaciones que contempla supondrían un avance en la reindustrialización de España, potenciará la competitividad y proporcionaría mayores beneficios a los usuarios.

Actualizado:

El sector del automóvil, a través de Anfac, una de sus patronales, apoya los estudios presentados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que creen necesario potenciar la liberalización del sector de las ITV. En su opinión, esto redundaría en mayor actividad para el sector, pues el mercado se abriría a otros agentes, lo que permitiría incrementar la calidad del servicio.

Entre las conclusiones del análisis económico de la CNMC destaca, según Anfac, que la introducción de mayor competencia permitiría una entrada libre y no contingentada al mercado, lo que ofrecería importantes beneficios al consumidor, especialmente en zonas densamente pobladas.

A su vez, la Comisión considera positiva la eliminación de las incompatibilidades accionariales y aboga por eliminar restricciones como la obligación de que todas las estaciones tengan un número mínimo de líneas de inspección o las referidas a la separación de actividades. Esto permitiría a los concesionarios de automóviles prestar este servicio conforme a las máximas garantías legales y reglamentarías y con los controles necesarios para garantizar la seguridad e integridad del sistema por parte de las autoridades competentes.

El informe también ve adecuado llevar a cabo actividades de venta y reparación y las de inspección de vehículos en las propias instalaciones de los concesionarios debidamente autorizados.

La CNMC recuerda que el marco autonómico debería progresar hacia esquemas que promuevan la entrada de nuevos operadores y mayores niveles de competencia, en beneficio de los usuarios, recomendando a las autoridades autonómicas el paso a un régimen de autorización.

La introducción de más operadores y competencia, reducirá, además, la elevada tasa de vehículos que no pasan la ITV (cerca de 2 millones), agravado por el envejecimiento del parque en los últimos años, y ayudaría a reducir la siniestralidad y a mejorar la calidad del aire.