El CLA puede equiparse sobremanera en materia de seguridad.
El CLA puede equiparse sobremanera en materia de seguridad.

Mercedes-Benz CLA, un CLS a escala

Esta inédita berllina coupé irrumpe en el catálogo de la estrella para hacer la contra, sobre todo, a los Audi A5 Sportback y Volkswagen CC. Su filosofía, ligada a la del CLS, primer modelo de este tipo en el mundo, supone contar con 4 puertas y unas plazas traseras habitables, pero de acceso y altura inferiores a un Clase C. Partirá de unos 29.000 euros cuando llegue en abril.

e.c.
Actualizado:

Desarrollado sobre la plataforma de tracción delantera de Merercedes-Benz (también lo habrá de tracción total 4Matic), la misma que sustenta a las Clases A y B, el nuevo CLA viene a ser, sin embargo, una alternativa al Clase C Coupé de 2 puertas, pues las dimensiones del recién llegado (4,63 metros de largo, 1,78 de ancho y 1,44 metros de alto) viene a ser parecidas, pero además de un formato coupé suma 4 puertas. Es decir, viene a ser el «hermano» pequeño del también Mercedes CLS, éste precursor de una saga de vehículos seguida por otros fabricantes Premium. Por cierto, es muy aerodinámico: de media la gama arroja un ajustadísimo Cx de 0,23.

El CLA llega para batise con los Audi A5 Sportback y Volkswagen CC, fundamentalmente, aunque también puede arañar clientes a los Audi A5 y BMW Serie 4. Como sucede en el CLS, sus puertas carecen de marco, al mejor estilo coupé. Por su parte, la acentuada caída del techo en la parte final no hará sencillo acceder a las plazas traseras, que además no se antojan generosas en cuanto a altura y habitabilidad. En todo caso, no se trata de un producto familiar al uso (para eso queda el Clase C, dentro de la marca), y esos asientos siempre estarán ahí para solventar necesidades puntuales.

Con precios que se barajan a partir de unos 29.000 euros cuando el nuevo CLA aterrice en los concesionarios españoles en abril. Como es norma en la marca, la dotación de seguridad y en general tecnológica brillará a gran nivel. Por ejemplo, de serie llevará Collision Prevention Assist, que opera por encima de 7 km/h para evitar atropellos y colisiones por alcance en tráfico urbano, por ejemplo. No llega a frenar el coche por completo, pero sí predispone los frenos para una detención de emergencia y avisa al conductor del peligro con señales acústicas y visuales.

Frenos automáticos

Si la idea es que el CLA pare por sí mismo habrá que echar mano de la lista de opcionales y dotarlo de control automático de velocidad Disctronic Plus, que asocia el llamado Collision Prevention Assist Plus, que funciona hasta 200 km/h, aunque sólo frena el automóvil por completo hasta 20 km/h. Asistente de aparcamiento, detector de cambio de carril no deseado o de obstáculos en los ángulos muertos, detector de fatiga o asistente para el cambio de luces de cruce a carretera y viceversa también estarán a su alcance.

Por lo que toca a motores, y a falta de un futuro AMG que también llegará, la oferta CLA quedará configurada, al menos en una primera fase, por los de gasolina CLA 180 (motor 1.6 de 122 CV, del que derivará una versión de bajo consumo BlueEFFICIENCY Edition con aerodinámica Cx de 0,22 y gasto medio de 5 l/100 km), CLA 200 (1.6 de 156 CV) y CLA 250 (un 2.0 de 211 CV), éste compatible con la tracción 4Matic. Junto a ellos, los turbodiésel CLA 200 CDI (136 CV) y CLA 220 CDI (un 2.1 de 4 cilindros y 170 CV). Salvo los CLA 250 y CLA 220 CDI, que montan cambio auto secuencial de 7 marchas 7G-DCT de doble embrague, el resto montará un cambio manual de 6 relaciones.