Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad, durante su intervención en el foto ABC - ernesto agudo / ángel de antonio
foro abc

La Comunidad de Madrid se personará como acusación en el caso Púnica

Para la presidenta de la Comunidad, la transparencia de la Administración y la prevención de la corrupción son «ejes fundamentales» de su acción de gobierno

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha anunciado este martes que el Gobierno madrileño se personará como acusación particular en el caso Púnica para defender los intereses de los madrileños y de la administración regional. Así lo ha avanzado durante su intervención en un almuerzo informativo en el Foro ABC, el primer debate al que acude tras ser elegida líder de la Ejecutiva regional. [Así te hemos contado el Foro ABC en directo]

La presidenta autonómica ha defendido la honradez de «la inmensa mayoría de ciudadanos» de Madrid que «pagan sus impuestos, que no defraudan». Por ello, ha vuelto a sostener que va a ser «implacable con cualquier forma de corrupción». «Aunque pertenezca al pasado. Aunque el mío sea un Gobierno nuevo y tenga muy claro qué se puede hacer y qué es inadmisible tolerar», ha añadido.

Cifuentes ha reclamado a la Justicia que sea «rápida, eficaz y precisa» en sus investigaciones, así como que «ponga luz donde hay sospecha para que la sospecha se confirme o para que desaparezca». «Si cualquier representante público de mi partido resultara imputado en el curso de una investigación judicial, seré contundente. Como ya es contundente el código ético que han firmado los diputados del Grupo Popular –en la Asamblea de Madrid–, que les obliga a abandonar el escaño ante una imputación o investigación formal por cualquier causa relacionada con la corrupción», ha agregado.

Transparencia y lucha contra la corrupción

Para la presidenta de la Comunidad, la transparencia de la Administración y la prevención de la corrupción son «ejes fundamentales» de su acción de gobierno. Por eso, –ha continuado– han creado un Portal de transparencia y se han comprometido a suprimir aforamientos, ya que no quieren «privilegios ni zonas de sombra».

«Pedimos las mismas reglas del juego que rigen para todos los ciudadanos», ha dicho Cifuentes, quien ha señalado que su Gobierno no tiene «nada que esconder», y, como prueba, ha explicado que han acordado una auditoría externa en el acuerdo de investidura con Ciudadanos, que se va a iniciar en las próximas semanas.

Política constructiva

Cifuentes ha repasado las principales medidas puestas en marchas por su Gobierno desde el pasado 25 de junio, cuando accedió al cargo, hace ahora poco más de un mes. Según la jefa del Ejecutivo madrileño, quiere «seguir gobernando como hasta ahora: haciendo visible que el centro reformista liberal que representa el PP consiste en un ejercicio muy pensado de sentido práctico, de sencillez en el trato y de política constructiva».

Cifuentes ha indicado que lo hará «sin ingenuidades», así como «poniendo en evidencia a los radicales simplemente con una firmeza transparente, que no precisa de aspavientos».

En este sentido, ha dicho que si algunas administraciones quieren «controlar y censurar a los medios de comunicación», ella defenderá «la libertad de prensa». «Si se resisten a bajar los impuestos, el Partido Popular lo apoya. Si las políticas sociales de ciertas formaciones no logran entrar en acción, por falta de experiencia gestora –pienso en los comedores escolares–, nosotros sí sabemos cómo hacerlo», ha añadido.

En alusión a Manuela Carmena, ha apuntado que «si una alcaldesa da la espalda a las obras de conexión ferroviaria de su ciudad con el aeropuerto», ella, nada más tomar posesión, visitó a la ministra de Ministra de Fomento, Ana Pastor, «para pedirle que garantice esa comunicación en Madrid».

Si el turismo representa un «problema» para determinadas opciones ideológicas, para Cifuentes «es fuente de riqueza y empleo», por lo que no va dejar de promocionarlo. «Si hay quien crea incertidumbre entre aquellos que planeaban invertir y crear empleo, yo voy a respaldarles para que traigan sus empresas a Madrid y, generando puestos de trabajo, cumplan la función social que también les corresponde», ha concluido.

Pitadas al himno

Durante su participación en el Foro ABC-Deloite, Cifuentes se ha referido así a la decisión adoptada ayer por la Comisión Estatal contra la Violencia de proponer una multa de 123.000 euros a la Federación Española de Fútbol (RFEF), como organizadora de la pasada final de la Copa del Rey, en la que hubo pitidos al himno español.

También propuso multas de 60.000 euros al Barcelona, 15.000 al Athletic Club, y otras sanciones a las entidades organizadoras de la pitada. Cifuentes ha sostenido que estas cantidades «no son muy significativas». Según la presidenta madrileña, lo que habría que hacer es evitar ese tipo de comportamientos «que son absolutamente reprobables». En este sentido, ha señalado que tiene lo sensación de que los «algunos clubes no quieren» intentar evitar estos incidentes.

Cifuentes ha estado arropada, entre otros, por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; el presidente del Senado; Pío García Escudero; el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo; la titular de Empleo, Fátima Báñez; la delegada del Gobierno, Concepción Dancausa; la presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados; la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal; la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, y el portavoz del PSM en el Parlamento madrileño, Ángel Gabilondo. Así como destacados miembros del sector empresarial y social como Juan Pablo Lázaro, presidente de CEIM.

En representación del grupo Vocento han acudido Catalina Luca de Tena, que ha definido a la presidenta de la Comunidad como «una política de verbo fácil sin claroscuros». Ana Delgado, directora general de ABC; Bieito Rubido, director de ABC; Santiago Bergareche, presidente de Vocento; y José María Bergareche, miembro del Consejo, entre otros.