Un momento de la manifestación del pasado sábado contra el cierre de las «herriko tabernas»
Un momento de la manifestación del pasado sábado contra el cierre de las «herriko tabernas» - efe

El Ayuntamiento de Rentería destina 8.000 euros a una «herriko taberna» condenada por el TS

El consistorio, controlado por Bildu y Podemos, otorgó una doble subvención al local condenado por la financiación de ETA

Actualizado:

Más de 8.000 euros para Landare Elkartea, una del centenar de «herriko tabernas» condenadas y embargadas por formar parte del entramado de financiación de ETA. Es la subvención que otorgó la semana pasada el Ayuntamiento de Rentería (Guipúzcoa), tal y como recoge el Boletín Oficial de la provincia número 148, con fecha de 6 de junio (el pasado jueves).

El consistorio está controlado por Bildu, que tras las elecciones del pasado 24 de mayo logró retener la alcaldía, que ostenta Julen Mendoza, gracias al apoyo, entre otros partidos, de Podemos. Esta es una de las formaciones que integran la marca Errenteria Irabaziz, que también incluye Equo, Ezker Anitza e independientes. Una plataforma que brindó un apoyo crucial a la «izquierda abertzale», que había logrado los mismos ediles que el PSE. Apoyo que dio pie a un Gobierno de coalición. De hecho, quien firma la concesión de subvenciones, Ion Collar, concejal delegado de cultura, concurrió como candidato a alcalde por Irabazi-Ganemos.

En el Boletín Oficil de Guipúzcoa, en el apartado de subvenciones superiores a 3.000 euros concedidas por el Ayuntamiento de Rentería, se puede apreciar la existencia de dos partidas para dicha herriko taberna: una de 3.577,62 euros, bajo el epígrafe «actividades anuales», y otra de 4.430,62 euros.

La doble ayuda se produce, además, más de un mes después de la sentencia del Tribunal Supremo de 2 de junio que ordena que tanto este como otro centenar de locales sean clausurados y subastados en beneficio del Estado por formar parte del entramado de financiación de ETA. Además, confirmaba las condenas que la Audiencia Nacional impuso a veinte dirigentes y militantes de la «izquierda abertzale».

Denuncia de Covite

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite, recordó al consistorio de Rentería, a través de un comunicado, que según dicha sentencia del TS, «ETA tenía el control y dirigía la administración de los recursos económicos generados por las herriko tabernas, que llegaban a través de Herri Batasuna y que, a continuación, quedaban a disposición de las propias estructuras de ETA/KAS».

El fallo, además, concluye que «las herriko tabernas, bajo la apariencia que les daba constituirse como asociaciones legales, sin embargo desarrollaban una función delictiva, mediante la aportación económica con la que contribuían a las estructuras de ETA».

Covite afirma que «si el Ayuntamiento financia una de las herriko tabernas condenadas, está financiando a ETA» y advierte de que, «si el Ayuntamiento no rectifica, interpondrá una denuncia penal contra el Consistorio por financiar una estructura logística».

El pasado sábado miles de personas participaron en una manifestación en San Sebastián, convocada por la izquierda abertzale, para protestar por el cierre judicial de las «herriko tabernas».