Ana Botella, alcaldesa de Madrid, durante la presentación de los Veranos de la Villa de 2013
Ana Botella, alcaldesa de Madrid, durante la presentación de los Veranos de la Villa de 2013 - DE SAN BERNARDO

Plácido Domingo por Barenboim en los Veranos de la Villa más austeros

Más de cien actuaciones, un 70% menos presupuesto que en 2011 y un patrocinador privado en el 30 aniversario del festival

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los Veranos de la Villa 2013 serán más austeros que nunca: 770.000 euros de presupuesto público, y un patrocinador privado, el Banco Sabadell, que corre con el resto de los gastos. Contará con más de cien actuaciones de muy diversos géneros, y recobrará un nombre con mayúsculas para su Concierto Extraordinario: en lugar del maestro Barenboim, este 21 de julio será Plácido Domingo quien dirija a la Orquesta del Palau de las Arts Reina Sofía de Valencia.

Con un presupuesto más austero que nunca, gracias a la nueva fórmula de colaboración público privada, los Veranos de la Villa costarán este año al erario público 770.000 euros, un 30 por ciento menos que la anterior edición, y un 70% menos que la última del anterior alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, como se apresuró a destacar Fernando Villalonga, presidente de la empresa pública MACSA y anterior delegado de Las Artes, «padre» de esta edición del festival veraniego madrileño, que cumple en esta ocasión 30 años.

En el cartel, nombres para todos los gustos: José Mercé -recuperado, tras el incidente del pasado año, en que se «cayó» por causas ajenas a la voluntad del artista-, Diego el Cigala, Arcángel, Estrella Morente, Raiumndo Amador, Tomatito, Pastora Soler; Luis Eduardo Aute, Paloma San Basilio, Earth Wind & Fire, Concha Buika, Diana Krall, Elvis Costello, Dulce Pontes, ópera, zarzuela, ballet clásico, bolero, teatro... una variada oferta con la que se espera superar los 300.000 espectadores de la pasada edición.

En cuanto a los escenarios, los habituales Jardines de Sabatini, Circo Price, Conde Duque, Plaza Mayor, y Matadero, que se estrena este año con Fringe, la oferta más alternativa, con actuaciones previstas en callejones, almacenes y hasta tejados.