El escritor Xosé Neira Vilas recibe el aplauso de sus compañeros premiados
El escritor Xosé Neira Vilas recibe el aplauso de sus compañeros premiados - Miguel Muñiz

Premio para los excelentes de la cultura gallega

La cita anual reconoce la brillantez de Neira Vilas, la anticipación de Cándido Pazó y los esfuerzos por prestigiar la industria cultural propia

Actualizado:

El centenario del descubrimiento del poema «Ondas do Mar de Vigo», de Martín Codax, guionizó ayer la entrega de los «Premios Cultura Galega» que anualmente concede la Xunta para reconocer la trayectoria de creadores e instituciones culturales. Se trata de la fiesta de la cultura propia y el escenario propicio para visibilizar la potencia del idioma y de los creadores.

Lejos de los reproches y la autocomplacencia, el Museo Gaiás se convirtió en una pasarela «para levantar nuestra mirada sobre los caminos de nuestra identidad», ha señalado el conselleiro anfitrión, Jesús Vázquez.

En el mosaico de la diversidad presente a través de las distinta disciplinas se sumaron piezas como el escritor Xosé Neira Vilas, galardonado con el Premio Cultura Galega de las Letras; el dramaturgo Cándido Pazó, Premio de las Artes Escénicas; el Festival de Ortigueira, Premio de la Música; la Asociación Galega de Productoras Independientes, Premio Audiovisual; el catedrático británico David Mackenzie, Premio de la Lengua; el Grupo Marcelo Macías, Premio de Patrimonio Cultural y el Centro Pen Galicia, Premio de Proyección Exterior.

La emoción visible en los reconocidos provocó curiosas anécdotas, en medio de las reivindicaciones sucesivas de la lengua y la cultura de Galicia. El catedrático David Mackenzie aprovechó para valorar su trabajo en Birmingham y celebrar que había dirigido dos tesis en gallego. También Pazó, cuyos orígenes con el teatro se remiten a Ribadavia, dedicó el premio al público y pidió una «urgente ocupación» de los espacios culturales por los ciudadanos. Desde la Galería Trinta se resaltó «la potencia y la vanguardia» de una galería creada para promover el arte contemporáneo. Su presencia, según recalcó el jurado, es una puerta abierta al mercado del arte para muchos creadores y una plataforma de difusión de las artes plásticas».

La distinción a Xosé Neira Vilas fue uno de los momentos más emotivos de la tarde cultural en el Gaiás. Según destacó el jurado, «es uno de los autores más leídos y uno de los mejores narradores que mejor describió la dureza de la vida campesina y el sentimiento del emigrante gallego».

El planteamiento de la ceremonia, que visibilizó el maridaje temporal entre poder político y cultura, permitió intuir un relevo generacional en el universo creador. Sobre el escenario debutaron alumnos de la Escuela Superior de Arte Dramático de Vigo o los jóvenes del Conservatorio Profesional de Danza de Lugo. También, y en honor a las «Ondas do Mar de Vigo » , actuó la cantante Uxía, que regaló al público una interpretación del himno gallego.

Los «Premios Cultura Galega» mantienen año tras año esa dosis necesaria de simbolismo y reconocimiento del conjunto hacia una parte. La gratitud se expresó en forma de obra de arte, que firmó el pintor Antón Pulido para los premiados, sumado a los aplausos de certeza del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y de colegas de profesión que aseguran el relevo generacional para una cultura en marcha y dispuesta a superar todos los obstáculos.