La Guardia Civil, apostada en la casa de Barro (Pontevedra) donde se han producido los hechos
La Guardia Civil, apostada en la casa de Barro (Pontevedra) donde se han producido los hechos - efe
Violencia doméstica en pontevedra

Mata a su mujer de dos disparos y se ahorca después en su casa en Barro

El supuesto agresor llamó a la Guardia Civil para decir que había asesinado a su esposa y avisó de su intención de quitarse la vida

Actualizado:

Un hombre de 48 años ha matado de dos disparos esta madrugada a su mujer, de 38 años, y se ha suicidado ahorcándose en el municipio de Barro (Pontevedra). Fue el supuesto agresor el que a las 8.30 horas de esta mañana telefoneó a la Guardia Civil para alertar de que había matado a su esposa de un disparo en la cabeza y de que lo próximo que haría sería quitarse la vida, según fuentes del Instituto Armado.

Una patrulla se desplazó inmediatamente al lugar indicado, en el lugar de Vilaverde, dentro de la parroquia de Portela, y en el interior de un domicilio encontró el cadáver de la mujer, Mónica Lorenzo Gómez, con dos disparos de escopeta. En un galpón anexo, estaba el cuerpo del hombre, que se había ahorcado. La pareja deja dos hijas pequeñas.

Se trata de la sexta víctima en Galicia y la número 37 en toda España en lo que va de año. Las muertes de mujeres a manos de sus parejas o exparejas suman en 2014 tres más que en el año pasado por estas fechas, según los datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

La Delegación del Gobierno en Galicia ha informado de que no hay constancia de que la mujer hubiese presentado denuncias previas.

Solo once de las 37 mujeres asesinadas a lo largo de este año lo habían hecho, aunque dos optaron finalmente por retirar la acusación. Tres de las fallecidas tenían una orden de protección en vigor en el momento del homicidio.

El Gobierno gallego ha expresado «su más firme condena» y su «más enérgica repulsa» por la muerte y ha llamado a la sociedad para que colabore para terminar con esta «lacra» de una vez por todas, apelando a la «corresponsabilidad de toda la ciudadanía en la erradicación de este problema público y social de primer orden».

También la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha condenado el crimen en un comunicado con el que anima a la sociedad a «denunciar los casos» y «actuar ante cualquier signo del maltrato» al tiempo que recuerda que el 70% de las mujeres maltratadas salen adelante y rehacen su vida.