Francisco Camps, en su escaño en las Cortes Valencianas, en una imagen de archivo
Francisco Camps, en su escaño en las Cortes Valencianas, en una imagen de archivo - efe
política

Francisco Camps será su propio abogado en la investigación por la Fórmula Uno

El expresidente valenciano se persona en el Caso Valmor y se defenderá a sí mismo, habilitado por el Colegio de Abogados

Actualizado:

El expresidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, se representará a sí mismo en la investigación del conocido como Caso Valmor, en el que el fiscal lo ha denunciado junto a otras personas por presunta prevaricación y malversación en el proceso para crear la sociedad que organizó los grandes premios de Fórmula Uno celebrados en Valencia, y su posterior compra por un euro a cargo del Consell.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia (TSJCV) han informado de que el juez que intruye la causa ha admitido la personación de Camps, que se representará a sí mismo como abogado, al estar habilitado por el Ilustre Colegio de Abogados de Valencia.

Según ha podido saber ABC, Camps había contactado inicialmente con un conocido despacho de abogados de la capital valenciana para encargarles su defensa, y dicho bufete había comenzado a trabajar ya en este sentido. No obstante, finalmente el expresidente valenciano tomó la determinación de representarse a sí mismo, y presentó recurso contra la admisión a trámite de la querella del fiscal en el Alto Tribunal valenciano.

De hecho, en la misma diligencia en la que se tiene por personado a Camps, se comunica que se tiene interpuesto en tiempo y forma los recursos presentados tanto por el expresidente como por el resto de querellados (la exconsellera Lola Johnson y el expiloto Jorge Martínez 'Aspar') contra el auto del pasado 3 de febrero, en el que la sala decidió admitir a trámite la querella de Fiscalía Anticorrupción.

El TSJCV entiende en este caso que se debe investigar la compra de Valmor para determinar la concurrencia o no del comportamiento delictivo, y acota la instrucción al momento temporal que indica el ministerio público, es decir, desde abril de 2006 hasta el 19 de julio de 2011.

El tribunal admitió la querella ante la posibilidad razonable de que los hechos narrados por el fiscal hayan ocurrido con la participación de Camps; y de que tales hechos puedan ser subsumidos, al menos indiciariamente y sin perjuicio de lo que pudiera resultar de la investigación, en los delitos de prevaricación administrativa y de malversación de caudales públicos.