Oleguer Pujol renuncia a su empresa tras los escándalos de corrupción

El hijo menor del expresidente catalán vende sus acciones en Drago Capital para no perjudicar a la empresa

Actualizado:

Oleguer Pujol, uno de los hijos de quien fuera presidente de la Generalitat de Cataluña, abandona la firma de gestión inmobiliaria Drago Capital, con sede en Madrid, según confirmaron a ABC fuentes de la compañía.

Según explica la propia firma, Oleguer Pujol ha renunciado a todos sus cargos así como a su participación accionarial (tenía el 50% de la firma), una renuncia completa que se explica por el intento de desvincular Drago Capital de las informaciones que cuestionaban el origen de un patrimonio inmobiliario que, según se explica, no era suyo sino que en realidad gestionaba su compañía.

Aunque Oleguer Pujol no ha sido implicado en ningún asunto bajo investigación, sí que ha trascendido que se habría acogido a la amnistía fiscal para regularizar tres millones de euros.

Si bien la compañía y el propio Pujol decidieron en un primer momento que éste renunciaría únicamente a sus responsabilidades en la administración de Drago, de la que era director de operaciones, una semana después, y en una decisión esta sí personal, el menor de la familia Pujol decidió deshacerse de sus acciones.

En la actualidad, y según explica la misma compañía, Drago gestiona una cartera de inmuebles que engloba edificios de oficinas, activos residenciales, locales comerciales, apartamentos turísticos y hoteles, con más de 600.000 metros cuadrados de superficie gestionada y un valor de 2.600 millones de euros.

La empresa fue fundada en el año 2000 y su principal objetivo reside en asistir a inversores institucionales y privados que busquen entrar o ampliar su presencia en el mercado de inversión inmobiliaria tanto español como portugués.