Sección de la CUP dedicada a la «Declaración de Poniente» firmada en Fraga (Huesca)
Sección de la CUP dedicada a la «Declaración de Poniente» firmada en Fraga (Huesca)
política

La CUP amplía su presencia en Aragón para reclamar la anexión de la «Franja»

Firma un acuerdo en Fraga (Huesca) y exige incumplir la sentencia que obliga a devolver a más de cien obras de arte aragonesas retenidas en Lérida

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los antisistema, anticapitalistas e independentistas catalanes de la CUP han ampliado su presencia en suelo aragonés a través de una alianza sellada el pasado fin de semana en Fraga (Huesca). Propugnan la anexión de cuatro comarcas aragonesas a Cataluña y que se sumen al proceso secesionista. Consideran que esas cuatro comarcas de Aragón son la «Franja de Poniente» de Cataluña. Suman más de 4.000 kilómetros cuadrados, el 10% de la superficie de Aragón.

La CUP firmó esta alianza con la asociación «Casal Jaume I» de esta localidad oscense, una entidad catalanista fundada en 1999 por iniciativa de la Asociación Cultural del País Valenciano (APCV). Esta última, a su vez, lleva años defendiendo la idea de los «Países Catalanes» que abanderan los independentistas y su actividad viene siendo subvencionada desde hace años por la Generalitat de Cataluña. Los fondos públicos del Gobierno catalán también han llegado al «Casal Jaume I» de Fraga.Por ejemplo, en 2007 la Generalitat le concedió 16.200 euros para financiar acciones de «difusión y promoción de la lengua catalana» en esta parte de Aragón.

La CUP, al igual que Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), consideran que las cuatro comarcas orientales de Aragón son parte del territorio «natural» de los «Países Catalanes».

El acuerdo entre la CUP y el «Casal Jaume I» de Fraga fue rubricado el sábado, la víspera de la jornada electoral de las autonómicas catalanas. Era día de reflexión y, por tanto, estaba prohibida toda actividad pública de partidos en Cataluña. Pero la CUP optó por seguir promocionando sus tesis, aunque fuera de los límites administrativos catalanes. Además de en Fraga, llevó a cabo actos políticos en Perpiñán (Francia), en Palma de Mallorca y en Játiva (Valencia). Es decir, en todos los territorios que los independentistas catalanes reclaman como parte de su idea de «nación».

«Declaració de Ponent»

El manifiesto firmado en Fraga entre la CUP y el «Casal Jaume I» lo han denominado «Declaración de Poniente» («Declaració de Ponent»). En él exigen que no se devuelva a Aragón el arte de su propiedad que está retenido en Cataluña. Se refieren en concreto a las más de cien piezas que conforman los «bienes de la Franja», que siguen en el Museo de Lérida pese a que, desde hace diez años, hay una sentencia firme que reconoce que debe devolverse a sus legítimos propietarios, parroquias de la Diócesis oscense de Barbastro-Monzón.

El documento firmado por la CUP, sin embargo, afirma que esas obras de arte son de comarcas aragonesas que ellos reclaman como catalanas. «Los bienes de la Franja son patrimonio material que explica y simboliza parte de nuestra historia y de nuestra catalanidad, y es evidente que, bajo criterios técnicos, este patrimonio debe permanecer en el Museo de Lérida». Lo reclama también por «respeto»