Cataluña, obligada a devolver a Aragón una tabla gótica que compró en una subasta
La disputada tabla gótica es del siglo XV - abc
ARTE

Cataluña, obligada a devolver a Aragón una tabla gótica que compró en una subasta

La Diputación de Lérida la adquirió en el año 2009 por 22.000 eros

Actualizado:

Una sentencia judicial obliga a Cataluña a entregar a Aragón una tabla gótica que la Diputación de Lérida adquirió en una subasta el 26 de marzo de 2009. La pieza en cuestión es un valioso fragmento de un retablo gótico del siglo XV, atribuido al pintor gótico Pedro García de Benabarre.

Esta tabla formaba parte del retablo original que presidió hasta el año 1936 la iglesia parroquial de Santa María de Valdeflores, en Benabarre (Huesca). El retablo se «troceó» y acabó en manos privadas. En 2009, la casa de subastas Balclis de Barcelona la puso en venta, y la Diputación de Lérida la compró por 22.000 euros.

El Gobierno aragonés se quejó oficialmente, porque, según explicó entonces, nadie les comunicó que esa tabla gótica iba a ser subastada, una norma habitual que se cumple cuando se saca a subasta una obra de arte que puede interesarle a la Administración del territorio al que perteneció.

El Ejecutivo autónomo anunció que iba a hacer uso del derecho de retracto para hacerse con esa tabla gótica. Pero la Diputació ilerdense no estaba dispuesto a desprenderse de ella, y así arrancó un litigio, otro más, entre Aragón y Cataluña por las obras de arte (el más sonado, aunque no el único, es el de los «bienes de la Franja», un centenar de obras de arte aragonesas que siguen retenidas en Lérida pese a existir sentencias firmes que ordenan su entrega a Aragón).

Casi cinco años después de que surgiera la controversia por la tabla gótica de Benabarre, finalmente hay sentencia firme. Da la razón a Aragón, le reconoce al Gobierno regional el derecho de retracto y obliga a la Diputación de Lérida a plegarse a esta legalidad.

El Gobierno aragonés le pagará a la Diputación ilerdense los 22.000 euros que el 26 de marzo de 2009 pagó por comprar esta pintura gótica, y esta institución catalana le deberá entregar dicha pieza.

La sentencia definitiva ha sido dictada por el Tribunal Supremo, que ha declarado la inadmisión del recurso de casación que interpuso la Diputación de Lérida contra otra sentencia previa dictada el 30 de abril del año pasado por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, en el que ya se dio la razón al Gobierno aragonés en este litigio.