El «Ventorro de los Jaraices» donde fue reconocido el anarquista Mateo Morral por los venteros. El terrorista mató a un guardia y posteriormente se suicidó
El «Ventorro de los Jaraices» donde fue reconocido el anarquista Mateo Morral por los venteros. El terrorista mató a un guardia y posteriormente se suicidó - archivo abc
«contra la monarquía»

¿Qué es el Comando Mateo Morral y qué buscan sus insurrectos activistas?

Adoptaron el nombre del anarquista que atentó a 300 metros de La Almudena contra el abuelo del Rey, el día que se casó con la Reina Victoria Eugenia

Actualizado:

Y, de repente, un grupo anarquista coloca en un año dos bombas caseras, de fabricación artesanal, en sendas catedrales, estandartes de las ciudades que las albergan: la capital española y la maña. Dicen ser anarquistas y llamarse «Comando Insurreccional Mateo Morral», y hasta sus comunicados reivindicando la acción en La Almudena en Madrid, el pasado febrero, y el de este jueves 3 de octubre, reconociéndose como autores del atentado contra La Basílica del Pilar en Zaragoza, apenas conocíamos su odio acérrimo por «los estandartes fascistas como El Pilar» como han dictaminado hoy en su comunicado. Y han advertido, para más inri: «Esos ya no son lugares seguros».

El comando quiere sembrar el pánico entre quienes vayan a orar a un templo cristiano a partir de ahora con esta advertencia, si bien se encargan de matizar que su intención no era la de «dañar a feligreses o turistas». Se trata del mismo grupo que se adjudicó la colocación de un artefacto, también de fabricación casera el pasado 8 de febrero en La Almudena de Madrid y que tampoco, como esta vez, causó heridos porque la Policía actuó con premeditación y retiró el artefacto sin que llegara a explotar. En aquella ocasión, la bomba constaba de un denotador y 1,2 kilos de explosivo.

Se mueve como pez en el agua por la Red

El comando actúa en las redes sociales y es por los circuitos digitales por los que se mueve con cierto brío y por los que se ha encargado de difundir el comunicado de hoy atribuyéndose la colocación de «una bombona de cámping gas butano relleno con dos kilos de pólvora negra más un sistema de relojería para su activación», junto al órgano, en uno de los bancos de la Basílica central zaragozana. Lo ha hecho colgando el documento en varias páginas web anarquistas al mismo tiempo. ¿Su objetivo? «Dar caña (golpear) a la Monarquía borbónica en sus lugares sagrados». La relación de la Casa del Rey con los templos es, en efecto, clara. En La Almudena fue donde, sin ir más lejos, se casaron los Príncipes de Asturias y el Pilar está a punto de celebrar la Fiesta de la Hispanidad, el 12 de octubre, celebrada por los Reyes y la Familia Real, que presiden anualmente el Desfile militar de este día. [Puedes ver aquí las imágenes de la explosión de ayer en la Basílica del Pilar en Zaragoza]

El comando ve el Pilar como templo significativo para quienes detentan poderSegún sus miembros, «El Pilar es uno de los templos significativos para los detentadores del poder. Visitado por Franco en varias ocasiones y por el Papa Juan Pablo II en 1982 y 1984, se erige como uno de los principales símbolos y punto de encuentro del fascismo», alegan, a lo que añaden que la Virgen del Pilar es patrona y reina de la hispanidad, que en el templo hay colgadas «como trofeos varias banderas de todos los Estados que dominan el territorio latinoamericana» y «haciendo gala del exterminio provocado por la civilización al costado del templo se encuentra la Plaza del Pilar, que cuenta con la fuente de la hispanidad que dibuja el mapa del continente centro y suramericano». Por último, la Virgen es la patrona de la Guardia Civil tras una orden firmada por Alfonso XIII.

«Demostramos que vuestras guaridas santificadas son vulnerables. Los cimientos de vuestro poder han temblado por los kilos de nuestra pólvora sacrílega que busca romper con vuestra paz cívica basada en muertos y personas encerradas por años en el talego (cárcel). Esto es la venganza», añade el comando, que adopta su nombre del histórico activista anarquista Mateo Morral Roca (1880-1906). Morral nació en Sabadell y conoció el Anarquismo de gira por Alemania Se da la circunstancia de que fue Morral Roca el autor principal del atentado contra el Rey Alfonso XIII y la Reina Victoria Eugenia (el mismo día de sus nupcias el 31 de mayo de 1906) y, además, aquel intento de magnicidio en la boda regia fue cometido con otra bomba de fabricación desmañada desde el número 88 de la calle Mayor de Madrid, en la pensión en que se encontraba hospedado, situada a apenas trescientos metros del foco colocado hace diez meses en La Almudena. Según cuentan cronistas y escritores de la época como el propio Pío Baroja, el insurrecto -un niño bien hijo de un industrial que se fue de gira por Alemania donde conoció de cerca las mieles del Anarquismo- ocultó la bomba en un ramo de flores que debía acompañar el paseo de la comitiva real, antes de que ésta enfilase el camino hacia el Palacio Real y la Catedral de Madrid. El saldo de aquel atentado sanguinolento fue de 24 personas muertas y más de cien heridos, si bien el anarquista nacido en Sabadell no logró su pretensión, puesto que los abuelos paternos de Don Juan Carlos salieron ilesos de aquel ataque. Morral escapó, pero al ser reconocido en una venta de Torrejón de Ardoz mató a un guardia y posteriormente se pegó un tiro. En un juicio posterior por el atentado contra el Rey, varios anarquistas como José Nakens y Francisco Ferrer Guardia fueron condenados por conspiración. Un año después fueron absueltos. El cabecilla intelectual y autor material ya había muerto.

Envíos incendiarios a miembros de la Iglesia

Viajamos más de una centuria en el tiempo. Este año y como también informó ABC, tan solo un mes y cuatro días después de la colocación del artefacto en La Almudena la Policía detonó de forma controlada un artefacto junto a la Fiscalía de Madrid que contenía tres kilos de explosivo, y los investigadores apuntaron la posibilidad de que ambas acciones hubieran sido perpetrados por grupúsculos anarquistas o radicales de extrema izquierda que tenían algún vínculo o conexión entre sí.

Los mismos grupos también podrían ser los hipotéticos autores del envío, en meses anteriores, de varios paquetes con explosivos a personas relacionadas con la Iglesia, entre ellos dos «consoladores», con explosivos, remitidos al arzobispo de Pamplona y al director de un colegio de Madrid, que explotó en Correos, recuerda la agencia Efe. Su impresión sobre la Iglesia estriba en que es «una de las más importantes por su complicidad histórica con el Estado-Capital encargándose de cimentar y perpetuar el actual estado de opresión patriarcal y heteronormativo».

Para estos autores del atentado ha implorado hoy perdón el párroco de la Basílica zaragozana.