La Generalitat asegura que la Corona de Aragón nació en Cataluña
Estatua dedicada al conde catalán Wifredo el Velloso - ABC
HISTORIA Y NACIONALISMO

La Generalitat asegura que la Corona de Aragón nació en Cataluña

Dice que el «embrión» fue el linaje de Wifredo el Velloso

Actualizado:

La Corona de Aragón tuvo su origen en un linaje catalán. Así lo indica en su página web oficial la Generalitat, lo que ha sido denunciado por diversas entidades aragonesas, que lo consideran una nueva muestra de «manipulación histórica» por parte del nacionalismo catalán.

La Generalitat adjudica al conde Wifredo (o Guifredo) el Velloso (Guifré el Pilós en catalán) haber sido el germen de la Corona de Aragón, gracias al cual -se indica en la web- se resolvió el problema hereditario en el reino de Aragón y éste pasó de ser un Reino a una Corona.

El linaje de Wifredo el Velloso, publicita la Generalitat, «fue el embrión de la Corona de Aragón, al unir su destino al reino aragonés en virtud de los problemas dinásticos que sufría esta monarquía». Se refiere a los episodios sucesorios ocurridos a la muerte del rey de Aragón Alfonso el Batallador, que murió sin descendencia directa y legó su reino a las órdenes militares. Su testamento no se hizo efectivo y le sucedió como rey su hermano Ramiro II el Monje, quien casó a su hija la reina Petronila con el conde de Barcelona Ramón Berenguer IV.

Este hecho le sirve a la Generalitat para concluir que el «embrión de la Corona de Aragón» estuvo en Cataluña, en un linaje catalan, el de la casa condal de Barcelona, pese a que los territorios catalanes no tuvieron la consideración de Reino sino de condados que pasaron a incorporarse por vía del matrimonio a la monarquía aragonesa.

Miguel Servet, «catalán universal»

Por otra parte, el «Institut Nova Historia», una fundación privada de la órbita del independentismo catalán, en su página web presenta al científico Miguel Servet (uno de los intelectuales aragoneses de más renombre) como un «catalán universal». Servet nació en Villanueva de Sijena (Huesca), algo que el propio «Institut Nova Historia» reconoce, pero para avalar su tesis del catalanismo del científico asegura que Villanueva de Sijena «es una población catalana de administración aragonesa».

Diversas organizaciones sociales, culturales y políticas de Aragón ya han criticado también estas aseveraciones y piden que se rectifiquen.