Youtube

YoutubeLa locura de un humilde mecánico que construyó un tanque impenetrable para vengarse de sus vecinos

Tras horas de enfrentamientos y caos absoluto el bulldozer derribó 13 estructuras por completo en Granby (Colorado, EE.UU.), una escena que conmocionó a EE.UU y sigue siendo viral en Youtube

Actualizado:

Marvin Heemeyer emuló a Michael Douglas en «Un dia de furia», salvo que lo suyo fue bastante más sangriento. Años después su guerra particular sigue siendo recordada en Youtube. Marvin, de 48 años, era un sencillo reparador de silenciadores de coches en un taller en Granby, Colorado (EE.UU), que en el 2001 se vio sometido a una situación extrema. Alguna vez había dado muestra de su fuerte temperamento (en una ocasión amenazó de muerte a un cliente que se negó a pagar la reparación de un silenciador defectuoso) pero nada como el proceso que terminó con el enfrentado a todo el departamento de policía de su ciudad.

Ese año Marvin tuvo una discusión con el ayuntamiento de Granby causada por la instalación de una planta de cemento justo al lado de su negocio, bloqueando de forma arbitraria el acceso por carretera al taller. Después de agotar todos los recursos legales, el humilde mecánico vio como la Justicia falló a favor de la compañía de cemento y le condenaba, prácticamente, a cerrar. Marvin reclamó al menos que le permitieran crear con su propia excavadora un acceso a su taller. También esto se lo negaron.

Marvin sobrevivió, a pesar de todo, sin cerrar su taller e incluso tuvo que hacer frente a una denuncia municipal por el mal drenaje de una tubería y la acumulación de chatarra en el acceso a su propiedad. Cuando le solicitaron desalojar definitivamente el taller, el mecánico colgó un aviso de «Se Vende» y se preparó para la guerra: «Ha llegado el momento de que las personas razonables adoptasen decisiones irrazonables». Con un meticulosamente trabajo de meses modificó su excavadora modelo Komatsu D355A para que fuera una máquina blindada, imponente, una fortaleza con ruedas. La cabina de la excavadora fue protegida por láminas de acero e instaló cámaras de video para ver desde su pequeño bunker lo que estaba ocurriendo fuera. Además, Marvin hizo acopio de un armamento que incluía un revólver Magnum, un rifle Barret M82 calibre 50 o un rifle de la variante FN FNC semi-automático apuntando al frente, entre otras armas.

El 4 de junio de 2004 salió de su escondite con su excavadora blindada y arremetió con todo lo que encontró a su paso. Ese mismo año a Marvin había perdido a su padre y había descubierto que su esposa le engañaba con otro hombre. La furia del mecánico se dirigió en primer lugar a la planta de hormigón con el que había comenzado todos sus males, según él. El buldócer se empotró contra la planta destruyendo parte de su esqueleto. En pocos minutos otros dos edificios y múltiples vehículos son totalmente arrasados por la fuerza de la mole construida por Marvin.

El 4 de junio de 2004 salió de su escondite con su excavadora blindada y arremetió con todo lo que encontró a su paso

En el centro de la ciudad, la policía intentó detenerlo pero fueron recibidos a balazos y arrollando. El sheriff Glen Trainor logró escalar a la cima del buldócer en movimiento y realizó 37 disparos con su pistola para tratar de penetrar en la coraza de acero. Sin conseguir su objetivo, Trainor saltó como pudo de la máquina y pidió que trajeran explosivos. Pero ni los explosivos no otra máquina de gran tonelaje logran para a Marvin.

Llegaron los helicópteros y la prensa. Las televisiones conectaban en directo y los estadounidenses no daban crédito a lo que estaban viendo. Marvin no atacaba a lo loca, elige sus objetivos entre los coches, casas y negocios enteros de los que le habían hecho la vida imposible, incluida la residencia del exalcalde. Tras una hora de enfrentamientos y caos absoluto el bulldozer había derribado 13 estructuras por completo, pero al mismo tiempo estaba seriamente dañado por los múltiples explosivos de la policía.

Los SWAT rodearon la máquina y, tras más de 7 millones de dólares en daños, la batalla terminó. La policía empleó explosivos para abrir el tanque y descubrir a Marvin Heemeyer muerto tras haberse pegado un tiro con una pistola. Fue la única víctima mortal de ese día de furia.