fotolia

Así afecta el aire acondicionado a tu bolsillo y a tu salud

Por cada grado que se baja, aumenta entre un 7% y 8% el consumo eléctrico

Actualizado:

Los españoles hacen un mal uso del aire acondicionado. Y eso tiene consecuencias directas en el bolsillo y en la salud, como revela una una encuesta realizada por Reparalia. Según este estudio, en verano nos encanta disfrutar del frío intenso, pues el 51% de los consumidores mantiene el aire acondicionado a temperaturas bajas (entre 22 y 24ºC grados en un 30,8% de los casos) o muy bajas (entre los 20 y 22ºC en el 20,5% de los casos). Son temperaturas que se encuentran muy por debajo de las recomendadas por los expertos para el uso del aire acondicionado, quienes advierten de que una aclimatación que ronde entre los 24 y 26 grados es más que suficiente. Solo 8 de cada 100 personas pone el aire acondicionado a la temperatura correcta. Realmente, el 85% de los encuestados desconocía esta recomendación.

Otro de los datos destacables de la encuesta es que el 18,3% de las personas sabe exactamente lo que afecta el aire acondicionado a su economía doméstica. El resto, desconoce lo que le sube la factura o solo podría intuirlo a grandes rasgos. El uso de este aparato puede mermar nuestro poder adquisitivo, ya que por cada grado que se baja, aumenta entre un 7% y 8% el consumo eléctrico. La fatura aumenta aún más si en lugar de mantener una temperatura constante, utilizamos el aire acondicionado para refrescarnos de forma rápida y momentánea, ya que las grandes subidas o bajadas de temperaturas son picos de gasto eléctrico muy notables.

Además, el 35,2% de los encuestados dice no saber que el mal uso del aire acondicionado puede conllevar riesgos para la salud. Aunque el resto de los encuestados relacionan el uso del aire acondicionado a muy baja temperatura con resfriados y dolor de garganta —de hecho, un 73,7% asegura haber sufrido algún resfriado o problema de garganta como consecuencia de su uso en verano—, lo cierto es que puede ser el causante de afecciones tales como faringitis, rinitis, asma, neumonía, dolores de cabeza, contracturas musculares, lumbalgia y cervicalgia, entre otros.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia