Así fue la actuación de El Sueño de Morfeo en Malmö
«El Sueño de Morfeo» ha actuado en quinta posición - efe

Así fue la actuación de El Sueño de Morfeo en Malmö

Raquel del Rosario huyó de la superstición luciendo un sencillo vestido amarillo y descalza, al igual que Remedios Amaya en su desafortunada participación en el festival

Actualizado:

El Sueño de Morfeo no convenció a Europa con "Contigo hasta el final", un tema que conjuga melodías del norte, medio tiempo y rock, y que según palabras del grupo es un viaje de emociones que enraiza en la fe en el amor y en las segundas oportunidades. Raquel, David y Juan, que aseguraron no estar nerviosos justo antes de saltar al escenario, recurrieron para la cita eurovisiva a su tradicional fórmula de combinar sonidos electrónicos y música celta, el sello propio de esta formación.

La actuación comenzó con el escenario en penumbra y lleno de humo. La figura del gaitero se solapó con la de Raquel del Rosario, que se mostró un poco dubitativa en los primeros compases para después mostrarse mucho más segura vocalmente. Conforme avanzó la canción, el ambientó tomó mayor color con efectos lumínicos simulando rayos de sol y lámparas cayendo del cielo que Raquel, con un golpe de mano, encendió y de nuevo volvieron a ascender. Los tres miembros de la banda cerraron la actuación juntos en el centro del escenario bajo el aplauso de los más de 14.000 espectadores que llenaban las gradas del Malmo Arena.

Superstición

Raquel no fue supersticiosa y llevó un un vestido largo vaporoso con escote de color amarillo, y descalza, adornado sus tobillos sólo con tobilleras doradas. Mientras, David Feito vistió chaqueta, pantalón negro y camiseta blanca, y Juan Luis Suárez, un sencillo traje verde militar.

La actuación española recibió sólo puntos de dos de los 39 países que han participado este año en el festival (seis de Albania y dos de Italia), quedando finalmente en la penúltima plaza.

Tras la gala, los tres componentes se mostraron tristes ante la prensa pero contentos con el trabajo hecho. "La experiencia ha valido mucho la pena. Me llevo esto como algo muy grande en mi vida, en nuestra carrera y una experiencia intachable", señaló Raquel del Rosario. "No hay que hacer dramas de esto".

Sobre si la propuesta era la mejor, el grupo apuntó: "Ahora toca reflexionar. Evidentemente, o no cogimos la canción adecuada, o no lo hicimos bien. No obstante, estamos orgullosos de lo que hemos traído".